hija chapoEmma Coronel, esposa de Joaquín el Chapo Guzmán, dijo que ni ella ni la familia del narcotraficante conocen a Rosa Isela Guzmán, a quien el diario The Guardian identificó como su hija en una entrevista en la que aseguraba que el capo pisó dos veces Estados Unidos estando prófugo.

En una carta que difunden este domingo los periódicos mexicanos Milenio y Reforma remitida por uno de los abogados del Chapo, Coronel asegura que Rosa Isela no es hija de Guzmán y dice que incluso se le pedirá una prueba de ADN.

“Nadie de la familia de Guzmán ni el mismo Joaquín la identifican, por lo que se deslindan por completo de las declaraciones de esta mujer y del parentesco que afirma tener con Joaquín y la familia”, manifiesta la esposa de Guzmán Loera, recapturado el pasado 8 de enero.

Carta de Emma Coronel en la que “El Chapo” rechaza que Rosa Isela sea su hija. Según dijo en entrev. a The Guardian. pic.twitter.com/Qd789m1rA1

— Jesús Bahena (@jesusbahena) 6 de marzo de 2016

El periódico británico The Guardian publicó el viernes una entrevista con esta supuesta hija del Chapo, residente en California, que aseguró que el líder del cártel de Sinaloa le regaló una casa y la fue a ver dos veces a finales de 2015 después de haberse fugado por segunda vez de una prisión de máxima seguridad en julio pasado.

Rosa Isela también manifestó en esa entrevista que la fuga de Guzmán a través de un túnel cavado debajo de su celda fue “un acuerdo” y que el capo pagaba cheques a importantes políticos mexicanos a cambio de protección.

Emma Coronel reconoce que esa mujer se puso en contacto por carta con el capo hace un tiempo diciéndole que su madre le había dicho que él era su papá y que el narcotraficante, sin haber escuchado nunca de ella, “por cortesía la contestó y no la desmintió pero nunca pudo recordar quién era su mamá”.

“La situación es bastante difícil y delicada para la familia y no es necesario que personas ajenas a la familia se quieran involucrar para afectar más a nuestra familia”, lamentó Coronel.

El Chapo está preso en la cárcel de El Altiplano desde su recaptura en enero y sus familiares y abogados se han quejado del trato que recibe en prisión, asegurando que las autoridades incluso no le dejen dormir.

Por esta razón, el coordinador de abogados del Chapo Guzmán  anunció esta semana que su cliente le pidió que acelerara su extradición a Estados Unidos.