Por primera vez, en por lo menos 25 años, en el 2106 el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) cerró con números positivos y eso se reflejará en las inversiones que hará en infraestructura hospitalaria, aseveró el director general del organismo, Mikel Arriola Peñalosa.

Dijo que en este trienio, a pesar de las condiciones en las que se encontraba el IMSS la inversión, por parte del Gobierno Federal, es la más grande en el último medio siglo.

Según dijo, cuando el presidente Enrique Peña inicia su administración, le entregaron el IMSS “quebrado”, sin combustible ni medios para enfrentar el 2014, que se corría el riesgo de dejar de pagar pensiones, que se cerrarían hospitales.

Sin embargo, destacó que a partir de una rigurosa disciplina financiera “más de no de recorte de gasto”, que se emprendió durante la gestión de su antecesor, José Antonio González Anaya, se pudo enfrentar esta situación e incluso revertirla.

Según dijo, en los primeros tres años de la administración del presidente Enrique Peña Nieto se pudo bajar hasta 60 por ciento el déficit que el IMSS se había gastado, 25 mil millones de pesos al año de las reservas, y eso ya se volvía insostenible.

“El 2016 les quiero decir a todos ustedes, es el primero en por lo menos 25 donde el IMSS reporta números negros”, aseveró.

Arriola Peñalosa precisó que el IMSS reportó un superávit de 6,400 millones de pesos que le permite seguir invirtiendo en infraestructura. Esperan construir 40 unidades médicas familiares en el país y Quintana Roo será beneficiado con dos, una en Cancún y otra en Tulum.

Además, anunció que Hospital General de Cozumel será ampliado con un quirófano más y pasará de 20 a 34 camas, para dar atención a la mayor parte de la ciudadanía.

“Quintana Roo es el primer estado que brinda mayor empleos y tiene la mejor derrama económica, por lo que es importante seguir apoyando y el desarrollo en materia de salud es importante por eso se contempla de estas 40 unidades dos para este destino” dijo.

La agenda de Arriola Peñaloza incluyó una visita al nuevo edificio del Hospital General de Cancún, su asistencia a la firma de autorización de validez oficial por parte del Gobierno del Estado para que las guarderías del IMSS impartan el primer grado de educación preescolar y encabezó la entrega de ambulancias.

En el marco de la ceremonia de certificación, Arriola Peñalosa, destacó que Quintana Roo es la décima sexta entidad del país que signa este compromiso, cuyo beneficio se aplicará en las 20 guarderías adscritas a este instituto en las que son atendidos más de 3 mil 400 infantes, desde los 42 días de nacidos hasta los 4 años de edad.

Anunció que para este 2018 se integrarán a Quintana Roo dos guarderías más, una en el municipio de Benito Juárez y otra en Tulum, que se sumarán a las 20 ya existentes en la entidad, que contarán con el aval de los Servicios Educativos del Estado, mejorando la calidad de la educación de la primera infancia.

Para finalizar esta visita a Cancún, entregó cinco ambulancias de traslados programados en la clínica de la Región 509 de la Manzana 1 Lote 1, avenida Politécnico, con una inversión de 6.2 millones de pesos.