José Antonio Meade, candidato presidencial de la coalición Todos por México, adelantó que en breve anunciará cambios en su equipo de campaña, así como ajustes en la estrategia de comunicación, pero dejó claro que Aurelio Nuño y Eruviel Ávila se mantienen en él.

En entrevista en Morelia, Michoacán, Meade dijo que faltan dos terceras partes de la campaña, “son días largos, importantes, definitorios”, por lo que habrán de volcarse con todo el esfuerzo y el entusiasmo para ganar la elección el 1 de julio.

“Aurelio (Nuño) se quedará en la coordinación, pero se harán ajustes al interior del equipo, también de la campaña, para lograr estos elementos que necesitamos, de ajuste y de modificación de estrategia de comunicación para lograr, con éxito, ganar la elección”, expresó.

Dijo que fue suya la decisión del relevo en la dirigencia nacional del PRI y aunque reconoció un ciclo exitoso de Enrique Ochoa Reza al frente del partido, afirmó que la llegada de René Juárez Cisneros, sin duda, revitaliza la campaña.

El abanderado presidencial de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza aseveró que ello les permitirá “pertrecharnos mejor para la contienda; sin duda, habrá de implicar un proceso de armonización, de discurso y de visión”.

Abundó que hay ánimo de hacer equipo, “con entusiasmo, con claridad, con convicción, de tocar cada seccional, cada puerta, cada vecindad, cada colonia y hacerlo, tantas veces cuanto sea necesario, para generar convicción y entusiasmo, ya que la mejor alternativa para el país, es la que nosotros representamos”.

Meade Kuribreña sostuvo que en estos dos tercios de la campaña que faltan tienen que lograr una gran sinergia entre el equipo de campaña y el tricolor, a fin de prepararse una vez que inicie el resto de las contiendas.

“La mayor parte de las contiendas a presidentes municipales se habrán de empezar durante la segunda quincena del mes de mayo, y lo que queremos es estar listos para que hablemos con una sola voz en la coalición, para que tengamos un buen espacio de armonía, de identidad, de claridad de qué es lo que implica hoy participar en una coalición”, agregó.

Sostuvo que la decisión de buscar en el partido un relevo para esta segunda parte es de enorme relevancia y en donde habremos, sin duda, de hacer un gran equipo.

Al respecto dijo conocer a René Juárez Cisneros desde hace varios años, “y es un privilegio el que haya aceptado, en esta encomienda, y en este momento, hacer equipo y respetarnos todos para hacer un gran trabajo que nos lleve a ganar, venciendo a cualquier obstáculo, redoblando esfuerzos”.

Sobre la reunión que tuvo con el gobernador del estado, Silvano Aureoles, dijo que el hecho de contar con su simpatía, lo compromete a “dar el doble”, en términos de empeño y de esfuerzos, en caso de que gane la elección.

El aspirante priista resaltó también que se debe tener “ un enorme cuidado de que en estas campañas “no se infiltre, no influya, no presione, no tenga ningún papel la delincuencia organizada”.

“Por eso hemos señalado en reiteradas ocasiones la importancia de cuidar las compañías y la importancia de cuidar el riego que implica, para la contienda, una propuesta como la de la amnistía, que plantea que se suba a la mesa del diálogo al narcotráfico, no solamente en la época de las campañas”.

Advirtió que en el caso de Andrés Manuel López Obrador preocupan, no solamente las ideas, sino las compañías. “Y las compañías y los planteamientos que se han hecho, a nuestro juicio, implican riesgo, incluso de que se pierda confianza”.