Los presidentes de las cámaras de Diputados y de Senadores, Porfirio Muñoz Ledo y Martí Batres, respectivamente, resolvieron con los partidos políticos citar este lunes a los integrantes de la Permanente para acordar la primera fecha de un periodo extraordinario en el que abordarán el tema educativo y la Guardia Nacional.

“Habrá reforma educativa”, advirtió el presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, quien dijo que es una responsabilidad del legislativo, que debe resolverse en un extraordinario, cuya primera fecha podría ser el 8 de mayo.

En conferencia de prensa, ambos legisladores representantes del Congreso de la Unión se congratularon de los acuerdos que hay con los grupos parlamentarios de ambas cámara para poder trabajar los temas pendientes y comenzar con los periodos extraordinarios, que podrían ser varios durante este tiempo de recesión del Congreso.

El senador Martí Batres explicó que el único punto a tratar el próximo lunes durante la Permanente será el acordar la fecha del periodo extraordinario, que tentativamente sería el 8 de mayo, pero será este órgano quien tiene la última palabra.

Refirió que entre los temas pendientes en el Senado se encuentra la Guardia Nacional, la Ley Orgánica de la Guardia Nacional, uso de la fuerza, las reformas educativa, de paridad de género y de personas trabajadoras del hogar; mientras, que en la Cámara de Diputados está la reforma educativa como cámara de origen, igualdad sustantiva, reforma laboral y salario mínimo, entre otras.

Por su parte, el diputado Porfirio Muñoz dijo que no se trata de un receso para los congresistas; es tiempo de trabajo y de sesionar.

El Congreso, señaló, ahora tiene la nueva responsabilidad de discutir y aprobar el programa de gobierno que se formaliza en la Cámara y que antes no tenía ningún efecto, lo que hace de este un hecho novedoso porque hay parlamento abierto y asisten académicos, sociedad y especialistas en general para debatir el tema.

Sobre la reforma educativa, los presidentes del Congreso subrayaron que incluye los derechos del trabajo al maestro y a la educación de los niños, pues anteriormente no se contemplaba la labor de los docentes, además se elimina la evaluación punitiva.

Batres Guadarrama finalmente destacó el derecho a discrepar, en un buen ambiente de intercambio de ideas, de discusión, pero lo más importante es que no falte nadie a la sesión.

Fuente: NTX