FRANCISCO RODRÍGUEZ

Gracias a las conferencias matutinas desde Palacio Nacional –cada vez más “marraneras” y menos “mañaneras”– todos conocemos a un López Obrador irritado, burlón, enojado, sonriente, provocador, hipersensible, temperamental y muy susceptible… todo un catálogo de emociones gestualmente manifiestas.

En contraste, la jefa del Gobierno de la CDMX, aspirante a clon de quien cada vez más la regentea, tiene un rostro inamovible, inconmovible, frío, indiferente e insensible.

No manifiesta emoción alguna si el Metro colapsa y con ello la parca acrecienta la cuenta a favor. Ni un solo gesto de dolor ni siquiera de empatía con los familiares de las víctimas y con quienes quedaron vivos, pero con secuelas a veces irremediables. Un “incidente”. Sólo eso. Nada que no se pueda arreglar con dinero. Con maldito dinero.

Tampoco denota nada en su faz si un puñado de morenistas reunido en el Auditorio Nacional le lanza gritos de “¡presidenta!, ¡presidenta!” en lo que algunos consideran fue un muuuy adelantado “destape”. Algunas crónicas, generosas, dicen que esbozó “una ligera sonrisa”. Sólo eso. Y ya.

¿Rasgo de la personalidad? ¿Trastorno psicológico? ¿Neurológico? ¿O alexitimia, definida como la imposibilidad de expresar lo que se siente?

Sheinbaum ha levantado una barrera a su alrededor. Impenetrable. A manera de defensa.

¿Qué la hirió? ¿Qué la convirtió en alexitímica?

¿Rasgo de la personalidad? ¿Trastorno psicológico? ¿Neurológico?

¿Usted qué cree?

Pinochos para todos y a cada rato, por favor

Esa enorme y estupenda ideota surgida y anidada en la cabecita loca de AMLO debe concretarse a diario, si es posible cada hora, y no sólo una vez cada semana. A nadie se le había ocurrido. Pero qué bueno que lo tenemos a él para hacer realidad casi todo lo que piensa.

¡Pinocho semanal, no! ¡Pinocho diario, sí! Porque las mentiras se acumulan no sólo semanalmente, ni siquiera a diario, surgen a cada minuto, a cada hora.

Que ya va a haber medicamentos… que la economía va a toda madre… que la Línea 12 del Metro no tiene vicios de origen… que López-Gatell es un maestro que nos da lecciones todas las tardes… que la presencia en todo y para todo de las Fuerzas Armadas no está militarizando al país… que Claudia es inocente, una blanca palomita… que Riva Palacios (sic) le leía las noticias a El Innombrable… que Morena es un partido político…

Desde que asumió la Presidencia el 1 de diciembre de 2018 y hasta el 30 de junio de este año, López Obrador ha sido impreciso en promedio 88 veces durante cada una de las 641 conferencias que ofreció, según recoge el informe publicado por el consultor político Luis Estrada, director de la consultora Spin, reporta la agencia española EFE.

Y sí, ya le había dicho aquí que la primera mentira del sexenio fue aquella del 1° de diciembre de 2018 cuando AMLO juró cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes que de ella emanan. Gran mentira. Merecedora del primer Pinocho.

Por ello cabe aclarar: Los medios, quienes nos desempeñamos en ellos, sólo reportamos esas mentiras. Ni las creamos. Ni las inventamos. Sólo las reportamos, insisto.

No tenemos esa capacidad para mentir ni para inventar –¡qué bruto!, ¡qué bárbaro!, ¡que ideota!– Pinochos cada semana que, en el caso de AMLO, debería recibirlos cada minuto, cada hora, ¿no cree usted?

PriMorosos Vs. PriMorosos

Ulises Ruiz acusa: Alejandro Moreno, presidente del CEN de lo que queda del PRI, es un peón de AMLO y hará que el tricolor vote con Morena las iniciativas que desde Palacio Nacional manden a la Cámara Baja con el ukase: “¡no le cambien ni una coma!”.

Revira Alejandro Moreno: Nayeli Gutiérrez, contlapache de Ruiz, trabajó en el pasado periodo de campañas electorales para candidatos distintos a los del Revolucionario Institucional. Siguen ambos, Gutiérrez y Ruiz, la línea de AMLO para acabar con el Revolucionario Institucional.

Bajo el ring, el respetable ya se aburrió. Es el mismo asalto priísta con otros fajadores. Ninguna novedad.

Así se están acabando al tricolor cada ocasión que, desde Palacio Nacional, les suenan la campana.

Un tricolor que ya ni como espectáculo sirve a los ciudadanos.

Indicios

En un momento en el cual el periodismo es calificado por algunos como un nuevo “perro del mal”, en cuatro entregas sabatinas TV Azteca presentó la estupenda serie Las Guerreras de la Libertad, en la que se documenta la creciente participación femenina en las lides periodísticas, no exentas de violencia, acoso, y muchas dificultades más que, con valentía y elegancia han superado mis compañeras. Antes que denostar la actividad de los informadores, muchos deben ver esa gran producción del área de Opinión de la televisora con la que el escribidor colabora. + + + A partir de esta colaboración, el Índice Político aparecerá en este formato los lunes, miércoles y viernes de cada semana, agradeciendo como siempre, desde hace 44 años, su preferencia. Y ¡buenas gracias y muchos, muchos días!

https://www.indicepolitico.comindicepolitico@gmail.com@IndicePolitico@pacorodriguez