El dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno, y el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, chocaron hoy por la decisión de la Comisión Política Permanente del tricolor de dejar que sea el PAN quien defina la candidatura a la gubernatura de esa entidad, así como de Aguascalientes, Tamaulipas y Durango, donde van coaligados junto al PRD.

El encontronazo se evidenció luego de que Fayad calificó la decisión como una traición y una farsa para brincarse todos los procedimientos internos e imponer una candidatura por la vía de Acción Nacional. Fuentes del tricolor señalaron que la secretaria general del PRI, Carolina Viggiano, sería la persona que postularía el blanquiazul. Con ello quedaría fuera el candidato del gobernador Israel Félix Soto, quien es alcalde de Mineral de la Reforma, ex secretario particular de mandatario y ex secretario de Gobierno.

Alejandro Moreno respondió que no va a permitir que el gobernador entregue el estado de Hidalgo a Morena y consideró que su molestia responde a intereses personales nunca a los del partido. “A lo largo de los últimos años ha demostrado su sumisión y entreguismo con el poder”, apuntó.

Agregó que en la elección de Hidalgo, el PRI irá en coalición con el PAN Y PRD; tendrá una candidatura que represente a los tres partidos, pero especialmente a la ciudadanía. “Aquí no hay espacios para imponer candidatos destinados a la derrota a cambio de impunidad a quienes van de salida”.

Moreno escribió en Twitter: Gobernador nosotros no vamos a permitir que regale el futuro de las familias de Hidalgo, eso es algo que prometió cuidar. Su deslealtad con el priísmo que lo llevo al poder quedo evidenciada al entregarse de rodillas con el gobierno de Morena. ¡Lamentable papel!”

Omar Fayad dijo que el PRI no es malo, lo malo son las decisiones de sus dirigentes. “Creen que la militancia no se da cuenta de esta farsa que solo se brinca todos los procedimientos para imponer una candidatura por la vía de Acción Nacional”.

A todo el priísmo que ha mostrado su molestia e indignación por esta traición, “le refrendo mi convicción a los principios y valores en los que creo y me he forjado”, añadió.

Denunció que la comisión política permanente entregó la candidatura a la gubernatura de su estado en un acto al que no fue convocado, pese a que es integrante de esa instancia.

“Esto es otro de los muchos agravios que en lo oscurito le han venido haciendo a la militancia; la que ha mantenido a Hidalgo como uno de los bastiones priístas de México”, puntualizó el mandatario.

Por su lado, Carolina Vigiano reconoció que le espera una gran batalla y va necesitar de todos quienes le ha expresado solidaridad y amistad. Además, calificó a Alejandro Moreno es un gran líder del partido que marcara la directriz “con mucha inteligencia”.

Voces cercanas al dirigente del PRI señalan que el gobernador pretende entregar la gubernatura de Hidalgo a Morena a cambio de la embajada en Francia.

Fuente: la Jornada