La titular de la unidad de Desarrollo e Investigación en Bioterapéuticos (Udibi) del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Sonia Mayra Pérez Tapia, reveló que México podría tener un medicamento de anticuerpos contra las variantes de la COVID-19, incluida la nueva llamada ómicron para finales del 2022.

En entrevista, Pérez Tapia informó que el IPN inició con la evaluación preclínica de la mezcla de anticuerpos terapéuticos gracias a una plataforma de diagnóstico, que se desarrolla desde el 2020, con el fin de innovar con fármacos en beneficio de aquellos ciudadanos que no quieren vacunarse o no responden adecuadamente a las vacunas. 

“Empezamos con este proyecto en el año pasado, después de unos meses ya teníamos anticuerpos que reconocían la variante original y la variante de delta. Estábamos por presentar a la Cofepris cuando aparece ómicron… Esta nueva cepa puso el reto de desarrollar el anticuerpo en menos de mes y medio y ahora lo que tenemos es una mezcla de anticuerpos que vamos a presentar como un cóctel”, aseguró. 

Señaló que para acelerar el proceso de lanzamiento se necesita la colaboración en conjunto de la industria privada y del Gobierno Federal, ya que, aseguró que una vez aprobada por el órgano regulatorio, pasa a la etapa de prueba con seres humanos, en la que la inversión económica incrementa. 

Fuente: Milenio