El presidente Andrés Manuel López Obrador acusó al Gobierno de Estados Unidos de hacer “lobbying” (cabildeo) en contra de la reforma eléctrica. Unas horas después de sus declaraciones, el embajador estadounidense, Ken Salazar, acudió a Palacio Nacional, sin que al cierre de esta edición se haya informado el motivo.

“Estamos pendientes de la iniciativa eléctrica, porque ahí es muy claro que hay interés de las empresas y que están haciendo lobbying en la Cámara de Diputados y en el Poder Judicial, empresas extranjeras y gobiernos extranjeros”, dijo López Obrador.

Agregó que durante sus reuniones con funcionarios estadounidenses “básicamente el gobierno de Estados Unidos, me consta han venido a eso, a plantearnos que no están de acuerdo, incluso a insinuar que se viola el Tratado (T-MEC) cuando no es cierto”.

Por la tarde, el embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar se reunió con el presidente Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional, sin que se hiciera un pronunciamiento oficial sobre el encuentro.

Quien también anduvo de visita fue el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, quien acudió a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para reunirse con los ministros, previo a la discusión sobre la constitucionalidad de la Ley de la Industria Eléctrica (LIE).

Aunque trató de esquivar a la prensa, se subió al metro para viajar a la siguiente estación y tomó un taxi de regreso al Zócalo capitalino, al final el titular de Gobernación fue captado por los reporteros cuando salía de la SCJN.

En febrero, la embajada de EU en México destacó que su gobierno “ha expresado reiteradamente su preocupación sobre la propuesta actual del sector energético de México”.

La semana pasada el enviado especial del clima de Estados Unidos, John Kerry también se reunió con el presidente Andrés Manuel López Obrador para tratar el tema.

Mientras que ayer, la representante comercial de Estados Unidos, Katherine Tai, envió una carta a la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, en la que expresa la preocupación de su gobierno porque la reforma eléctrica pone en riesgo inversiones por 10 mil millones de dólares.

En ese mismo sentido se pronunció el Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau, quien habló por teléfono con López Obrador sobre las inversiones de empresarios canadienses en México, las cuales son principalmente en la minería, pero también incluyen al sector energético.

Por: 24 Horas