Una niña de 4 años murió intoxicada luego de que su abuela presuntamente la obligó a beber una botella de whisky.

Así lo informó la policía Baton Rouge, Luisiana, donde la abuela, de 53 años, y la madre, de 29, fueron arrestadas por el cargo de homicidio agravado.

El resultado de análisis en la menor arrojó que su sangre contenía una «dosis letal» de 0.68 por ciento de alcohol, informaron autoridades.

El deceso de la pequeña quedó registrado la mañana del jueves, cuando policías acudieron a la casa de la menor, ante el reporte de una niña inconsciente.

La madre de la menor había estado presente cuando la abuela la obligó a beber de la botella, sin ninguna intervención, señalaron autoridades.

Las investigaciones del caso continúan abiertas, para esclarecer la razón por la cual la obligó a beber.

Por 24 HORAS