Los franceses votan este domingo para definir si confían un nuevo mandato al presidente centrista, Emmanuel Macron, o dan un giro a la extrema derecha con Marine Le Pen, una elección crucial con réplicas en el mundo.

Casi 49 millones de franceses están llamados a las urnas. Hasta el mediodía, un 26,41% ya votaron, casi un punto más que en la primera vuelta y unos dos puntos menos que en el balotaje de 2017, según cifras del ministerio del Interior.

«Gracias por estar de nuevo ahí», dijo Emmanuel Macron a los apoderados tras votar en la ciudad costera de Le Touquet (norte). Marine Le Pen ya había votado previamente en su bastión de Hénin-Beaumont, también en el norte del país.

Los colegios electorales cerrarán a las 20:00 horas (tiempo local), tras lo que se conocerán los resultados. Le Pen podría convertirse en la primera mujer presidenta o Macron en el primero en ser reelegido desde el conservador Jacques Chirac (1995-2007).Según los últimos sondeos publicados el viernes, el candidato de La República en Marcha (LREM), de 44 años, se impondría a su rival de la Agrupación Nacional (RN), de 53 años, con una ventaja menor que en 2017, cuando se proclamó presidente con un 66,1% de votos.

En caso de alcanzar el Elíseo, la candidata de RN tiene previsto recorrer lugares simbólicos de la capital como el Arco del Triunfo o la plaza de la Concordia. Macron por su parte tiene previsto dirigirse a sus seguidores en el Campo de Marte, a los pies de la torre Eiffel.

«Podríamos alcanzar el récord de menor número de votos en una presidencial», dijo el sábado al diario Libération el politólogo Bruno Cautrès, para quien la abstención final de los votantes de izquierdas «no invertiría la tendencia» favorable a Macron.

«Sea cuál sea el vencedor, el país será más difícil de gobernar los próximos cinco años», indicó a la AFP la politóloga Chloé Morin. Una de las claves estará en las elecciones legislativas que se celebrarán el 12 y el 19 de junio.

Por 24 HORAS