El Gobierno federal rebasó el gasto aprobado en el presupuesto del año pasado en 453 mil 214.5 millones de pesos, de acuerdo a la información de la cuenta pública 2021 que entregó esta noche a la Cámara de Diputados.

En la información, elaborada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), se informa que el gasto programable fue mayor en 521 mil 438 millones de pesos, pero el gasto no programable fue inferior en 68 mil 223 millones de pesos.

Según las definiciones de la organización civil México Evalúa, el gasto programable es aquel que usa el Gobierno para proveer bienes y servicios a la población, así como el gasto en programas sociales y todo aquello necesario para la operación de las instituciones gubernamentales.

Mientras que el gasto no programable es el utilizado para financiar el pago de sus obligaciones, entre ellas las transferencias que se hacen a las entidades federativas y municipios, erogaciones para las operaciones y programas de saneamiento financiero, adeudos de ejercicios fiscales anteriores, así como el costo financiero de la deuda, comisiones, saneamiento financiero y apoyos a ahorradores y deudores de la banca.

Según los datos de la cuenta pública, la Secretaría de Energía está a la cabeza de las dependencias que rebasaron su gasto, el cual aumentó en 272 mil 209.8 millones de pesos.

Esto se debió a las aportaciones patrimoniales del Gobierno federal a Petróleos Mexicanos (Pemex) para inversión de la Refinería Dos Bocas, y para fortalecer su posición financiera.

Tan solo estos recursos representaron 52.2% del total de las adecuaciones al gasto programable.

En tanto, en la Comisión Federal de Electricidad (CFE) la adecuación neta a su presupuesto sumó 72 mil 762.5 millones de pesos, utilizado para cubrir las mayores erogaciones en combustibles de plantas productoras de energía.

Como porcentaje del total de adecuaciones programables, el mayor gasto en la entidad significó 14.0%.

La propia SHCP tuvo un incremento en su gasto por 50 mil 561.9 millones de pesos que sirvieron, según el Gobierno, para cubrir los mayores requerimientos para el diseño y aplicación de la política económica; las funciones de otorgamiento de crédito a estados y municipios, y para el Programa de Inclusión Financiera.

El incremento representó 9.7% del total de las adecuaciones al gasto programable.

En Pemex, el presupuesto aumentó 40 mil 059.7 millones de pesos y fue para el mayor gasto requerido para la Refinería Dos Bocas.

Las adecuaciones al presupuesto de la entidad concentraron 7.7% del total del incremento del gasto programable.

La Secretaría de Educación Pública (SEP) rebasó en 31 mil 435 millones de pesos su presupuesto, lo que representó 6% del incremento total del gasto programable.

Con esos recursos se fortalecieron los apoyos a centros y organizaciones de educación; los subsidios para organismos descentralizados estatales, y los servicios de educación superior y posgrado.

Finalmente, en la Secretaría de Salud las modificaciones a su presupuesto aprobado sumaron 29 mil 589.8 millones de pesos, que representa 5.7% del aumento total del gasto programable.

Estos recursos se destinaron para los programas Atención a la Salud y Medicamentos Gratuitos para la Población sin Seguridad Social Laboral, y Vacunación, entre otros.

Y LAS REDUCCIONES FUERON EN…

Sobre la reducción en el gasto no programable, Hacienda explica que se debió a un menor costo financiero de la deuda en 37 mil 209.1 millones de pesos, “como resultado de la conducción estratégica del portafolio de pasivos públicos”.

Además, hubo un monto menor de participaciones a los estados y municipios en 4 mil 170.1 millones de pesos, debido a una disminución en el ejercicio presupuestario respecto al presupuesto aprobado en diversos fondos participables.

Y finalmente, la reducción en este gasto fue por una disminución en el pago de Adeudos de Ejercicios Fiscales Anteriores (ADEFAS) en 26 mil 844.6 millones de pesos.

Por 24 HORAS