Al reconocer que aún no hay permisos de impacto ambiental para el Tramo 5 del Tren Maya, María Luisa Albores, titular de la Semarnat destacó que hay un decreto que ha permitido que la obra no se detenga.

En conferenciade prensa desde Palacio Nacional con el presidente, la funcionaria dijo que hay 609 relocalizaciones porque hay gente que vivía sobre las vías. Pero en  el caso de la fase 2 del tramo 2 y 3 se tiene ya manifiestos de impacto ambiental de forma definitiva.

“En los otros tramos, recordar que lo que se hizo fue que el 22 de noviembre de 2021 hay un decreto para hacer permisos provisionales. No quiere decir que estos tramos no se estén haciendo estudios técnicos y de impacto ambiental. Estamos trabajando con cada uno de los consorcios y la promovente, con Fonatur», declaró.

Por otra parte acusó a Xcaret de nunca haber presentado estudios de impacto ambiental.

«Xcaret es un grupo que prefiere pedir perdón que pedir permiso, nunca han presentado estudios de impacto ambiental. El proyecto Xcaret no tiene permiso, no pasa la propuesta, está clausurado temporalmente», sostuvo.

Por su parte el presidente Andrés Manuel López Obrador acusó a Grupo Xcaret de promover con ayuda de pseudoambientalistas una campaña contra la construcción del Tren Maya.

Desde el Salón Tesorería  consideró que también se ha sumado a la oposición del proyecto la empresa de Estados Unidos, Vulcan Materials, así como articulistas de diferentes medios de comunicación.

El primer mandatario aclaró que más allá de cuestiones ambientales, se trata de asuntos politiqueros y de dinero, porque hasta ahora no existe ninguna comunidad, ejido o pequeños propietarios que se opongan al proyecto.

Por 24 HORAS