El presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que no han sido graves los hechos por los que se le acusa al titular de la Fiscalía General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, como investigar al periodista y columnista de El Universal, Mario Maldonado, por supuestamente haber filtrado una grabación entre el fiscal y el subprocurador, por lo que aseguró que no piensa inmiscuirse en estos asuntos, “solo si hubiese una cuestión grave”. 

En su conferencia mañanera de este martes en Palacio Nacional, López Obrador aseguró que la política no es maniquea, “no es de buenos y malos”; y señaló que su obligación es garantizar que haya paz, tranquilidad, gobernabilidad que, afirmó, existe México.

“Ahora la Fiscalía está buscando procesar a un columnista y a un activista por el caso de las filtraciones de los audios cuando estos se difundieron y sobre esto se hicieron este tipo de análisis prácticamente en todos los medios. ¿No ha reconsiderado justo que por este actuar pueda rendir cuentas el fiscal?”, se le preguntó a López Obrador. 

“No estoy pensando en intervenir, en inmiscuirme en este asunto que tiene que ver con una institución independiente, solo que hubiese una cuestión grave, eso es lo que estable la ley”, respondió. 

“¿No ha sido grave lo que ha hecho?”, también se le cuestionó. 

“No lo considero, no lo considero, y hay que ver a todos, porque la política no es maniquea, no es de buenos y malos, no es así. Entonces siempre hay diferencias, intereses y mi obligación es garantizar la paz, la tranquilidad, la gobernabilidad que existe en México”, contestó.

Por EL UNIVERSAL