Andro, de 19 años, podría perder el sentido del olfato y el gusto, debido al golpe con una piedra que recibió en una taquería.

De acuerdo con su padre, Manuel Nava, la perdida de ambos sentido podía ser de forma permanente, a consecuencia de la agresión que lo mantiene en un hospital privado, bajo observación médica.

“Ya perdió el olfato y el gusto por el mismo golpe. Me comentaba el doctor que se seccionan los nervios olfativos y eso puede ser permanente o durar mucho tiempo”, mencionó el padre en entrevista con Milenio.

Andro de 19 años, se prepara como ingeniero en Físico-Matemáticas, en el Instituto Politécnico Nacional (IPN); se encontraba tramitando una beca para estudiar en Canadá.

El 1 de mayo fue golpeado en la cabeza por un hombre en aparente situación de calle, mientras comía en una taquería de la colonia Roma.

Tras el ataque, familiares del joven señalaron que la aseguradora de la taquería donde se registró la agresión se deslindó de los gastos médicos.

«Tenemos ese tema de que Zurich (la aseguradora) no se quiere hacer cargo», mencionó el padre.

Con información de Milenio