El flujo de personas migrantes de Centroamérica hacia el norte del continente se puede resolver, pero se requiere de un cambio en el política hegemónica que ha imperado durante dos siglos, aseguró el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Todo eso es posible porque es un hecho de que no tienen fuerza de trabajo, si podemos resolver lo del flujo migratorio ordenado y además, de América del Norte y de Centro América.

“Pensar en todo el continente, esto va a demandar un cambio de política en América, ya no la misma política hegemónica de hace dos siglos, ya no las confrontaciones, buscar la unidad, la hermandad y poner por delante el interés de los pueblos”, manifestó el mandatario.

Señaló que existen intereses de grupos políticos y económicos que son los que influyen y sacan provecho de esa política excluyente de castigos, de bloqueos y de discriminación.

El titular de Ejecutivo expuso que como esos grupos minoritarios trafican con el dolor de los pueblos, es por eso que no cambian esas políticas que calificó de anacrónicas.

Agregó que las expresiones del gobernador Greg Abbott al afirmar que están siendo invadidos por migrantes es deshonesto, se entiende, continuó, que busquen votos pero “no vamos a permitir que se ofenda a los mexicanos que han ido a Estados Unidos a trabajar y vivir honradamente”.

Agregó que en la última conversación que tuvo con el presidente Joe Biden, éste lo comentó de sus buenas relaciones con los sindicatos estadounidenses, “y eso puede facilitar que esos sindicatos  acepten que puedan ir a trabajar mexicanos y centroamericanos temporalmente”.

Por 24 HORAS