La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, aseguró que ninguna obra de la capital del país ni en cualquier otra parte del mundo se revisa regularmente con rayos X, tal como lo indica el tercer reporte de la empresa noruega DNV sobre que una de las barreras para evitar el colapso del viaducto elevado de la Línea 12 del Metro era el mantenimiento. 

Lo anterior sobre el señalamiento de DNV referente que no se siguió el uso del manual para la inspección de la obra. 

«Ninguna obra, ninguna, que haya en la Ciudad de México, ningún puente o en cualquier otro lugar del mundo se revisa con rayos X regularmente”, dijo la mandataria capitalina, y añadió que en el tercer reporte de la empresa noruega establece que se debe seguir un manual de mantenimiento e inspección, pero al mismo tiempo, ésta reportó que dicho manual tiene muchas inconsistencias, por lo que es contradictorio. 

Sobre si se arrepienten de haber contratado a DNV, Sheinbaum explicó que buscaron a una empresa que tuviera todas las credenciales y con expertos internacionales y nacionales, “pero no podemos aceptar un reporte que está lleno de contradicciones y ayer fueron clarísimas y ahí están puestas y están todos los documentos”. 

“En ese sentido, no hay confusión. El último reporte no es aceptado por el Gobierno porque tiene muchas contradicciones”. 

La mandataria recordó que el llamado «tramo gemelo» de la Línea Dorada -el cual no fue tomado en cuenta por la empresa para el peritaje, como señaló el Gobierno-, será demolido en su totalidad, para reconstruirlo como se establece en el Proyecto Ejecutivo. 

“Se está reforzando porque tenía fallas de origen y es el tema central, a nosotros nos corresponde reforzarla y garantizar que hay seguridad con todos los expertos que están trabajando y lo vamos a llevar a una normatividad posterior al 2017 y en eso nos vamos a estar concentrando e informando cada semana”.

Fuente: El Universal