El secretario técnico de la Junta de la Coordinación Política (Jucopo) en el Senado, José Manuel del Río Virgen, denunció un ataque personal de parte del gobierno del estado de Veracruz, encabezado por Cuitláhuac García.

En entrevista para El Heraldo, aseguró que se demostró no haber pruebas en su contra. En este sentido, y tras casi seis meses de permanecer en prisión, Del Río Virgen reveló que estuvo incomunicado en todo momento. 

“Estaba incomunicado, en una área muy pequeña en donde yo no podía salir al lugar en donde estaba el resto de la población», indicó el funcionario del Senado de la República, quien fue detenido en diciembre de 2021, acusado del supuesto homicidio del excandidato de MC, René Tovar. 

“El gobernador no tiene una visión de largo alcance de la política. La ola de Andrés Manuel fue lo que permitió que Cuitlahuac García ganara el cargo», manifestó Del Río Virgen.

Así mismo, sostuvo que los propios jueces consideraron que no había una sola prueba en su contra que lo pudiera incriminar o hacer sospechoso del crimen, por lo que acusó que hubo un ataque personal en su contra por parte de Cuitláhuac García, quien por cierto, condenó la liberación del secretario técnico de la Jucopo.

El morenista aseguró que se trataba de una liberación torciendo la ley por un “amigo pudiente” y esperaba que el poder judicial federal pudiera corregir el rumbo del caso.

“Es lamentable que unos jueces federales insistan en torcer la ley a conveniencia del presunto homicida solo porque tiene un amigo pudiente. La parte buena es que ese ´buen amigo´ ya quedó desenmascarado que sirve a la corrupción. Ojalá el poder judicial federal corrija el rumbo”, dirigiéndose claramente al senador Ricardo Monreal.