La tarde de este lunes dos jesuitas fueron asesinados en Chihuahua, mientras defendían a un hombre herido que buscaba refugio en el templo de la localidad Cerocahui y que era perseguido por una persona armada.

«Estoy conmocionado y entristecido por esta noticia. Mi pensamiento y mis oraciones están con los jesuitas de México y con las familias de estos dos hombres. Tenemos que parar la violencia en nuestro mundo, y detener tanto sufrimiento innecesario», afirmó el prepósito general de la Compañía de Jesús, Arturo Sosa.

«Condenamos públicamente está tragedia y exigimos una pronta investigación y una mayor seguridad para la comunidad. Mientras, pedimos unirnos en oración por ellos», declaró también Gerardo Moro, provincial de los jesuitas en México.

Según cuenta la prensa local, el hombre herido que entró en el templo llegó hasta el altar, donde uno de los jesuitas comenzó a administrarle los santos óleos antes de que el sicario acabara con su vida. Después disparó a los dos religiosos, y en compañía de otros compinches se llevó los cuerpos de los jesuitas.

Medidas de protección

Los jesuitas piden también «de forma inmediata» que se adopten «todas las medidas de protección para salvaguardar la vida de nuestros hermanos jesuitas, religiosas, laicos y de toda la comunidad de Cerocahui». Precisamente se encuentran en el país los jesuitas Esteban CornejoJesús Reyes Jesús Zaglul (jesuita de República Dominicana y asistente para América Latina Septentrional).

La Fiscalía del Estado ha confirmado que son tres las personas asesinadas: los dos jesuitas y un civil. El Gobierno del Estado de Chihuahua condena y lamenta los hechos violentos ocurridos en los que los dos religiosos se convirtieron en víctimas circunstanciales. Ante esto, medios mexicanos aseguran que ya se han activado los mecanismos de coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Guardia Nacional para brindar seguridad a los ciudadanos de esta población. Además, se ha activado una línea especial en el número de teléfono 911 para personas que tengan familiares y quienes necesiten información.