La madrugada de este sábado, la tubería que fue colocada en el municipio de Allende, Nuevo León, fue incendiada aparentemente por habitantes de la zona.

De acuerdo con los reportes, el hecho se registró luego de que la autoridad estatal anunciara que buscaría llevarse los remanentes del río Ramos a la zona metropolitana de Monterrey, que sufre una escasez de agua. 

Aparentemente, los habitantes de Allende prendieron fuego a la tubería para evitar que se lleven el líquido de la zona. 

El incendio se registró cerca de la carretera al Fraile, entre los límites de Allende y Montemorelos, en la interconexión de ambas localidades con el río Allende. 

Al lugar acudieron elementos de Protección Civil para sofocar el incendio e iniciar un diálogo con los pobladores de la zona.

Horas después, los habitantes bloquearon la carretea Nacional, como otra medida de protesta. 

Este 14 de julio, Juan Ignacio Barragán, director de Agua y Drenaje de Monterrey informó que extraerían alrededor de 500 litros por segundo de agua del río Ramos para trasladarlos a la zona metropolitana de la capital.

Aunque, especificó que Monterrey vería los efectos a mediados del mes de agosto.