El Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen), reconocido nacional e internacionalmente, es considerado una de las joyas en el sector salud por sus investigaciones acerca del virus SARS-CoV-2; y se pone a la vanguardia con el análisis de muestras genéticas para la identificación humana.

El subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas Rodríguez, saludó que el Inmegen participe con este gobierno en el análisis de muestras complejas para identificación humana que permitirá fortalecer la legitimidad y credibilidad de las instituciones mexicanas en la materia.

Los estudios del Inmegen posibilita “garantizar que este tipo de análisis, no solamente cumpla con todos los parámetros y protocolos internacionales de identificación, sino que nos permita tener la legitimidad y credibilidad que requieren las instituciones mexicanas para desarrollar este trabajo y no tener que recurrir al extranjero porque no se tiene confianza en las instituciones”, recalcó.

Asimismo, el subsecretario solicitó al instituto su apoyo, asistencia técnica y científica para el desarrollo de las labores de investigación del nuevo Centro Nacional de Identificación Humana.

Al participar en la conmemoración del 18 aniversario del Inmegen, que se celebra este 19 de julio, en representación del secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, el titular de la Unidad de Análisis Económico de la Secretaría de Salud, Marcos Cantero Cortés, subrayó que el instituto contribuye de manera significativa para hacer frente a la pandemia.

Y en fechas recientes asumió el compromiso de llevar a cabo el muestreo para casos especiales de identificación humana. Se trata de una actividad que probablemente en ningún lugar de México podría hacerse, no obstante, hoy el instituto da un paso al frente para que estos estudios genéticos se realicen en territorio nacional y evitemos su envío al extranjero, puntualizó.

Sostuvo que, a través del trabajo conjunto del director general del instituto, Luis Alonso Herrera Montalvo, con personal de investigación, médico y de apoyo que conforma el Inmegen, se convirtió en un centro de realización y análisis de pruebas, así como en una unidad vacunadora, que respondió de manera inminente a la demanda de las personas para ser inmunizadas contra COVID-19.

El trabajo que realiza el instituto es de las y los mexicanos para personas mexicanas, llevando el conocimiento científico y académico en beneficio directo de toda la población, agregó.

El director general del Inmegen, Luis Alonso Herrera Montalvo, dio a conocer que la información genética de la población mexicana ayuda a realizar diagnósticos más rápidos y precisos para seleccionar mejores tratamientos y predicciones que disminuyan el riesgo de una enfermedad grave.

Confió en que desde el instituto surgirán opciones para que se implementen estrategias terapéuticas innovadoras o medidas preventivas. “Nuestro reto es poder insertar nuestro conocimiento en el manejo de las enfermedades que afectan a las comunidades, orientado en el tratamiento correcto, en el tiempo indicado y para la persona indicada”, puntualizó.

Herrera Montalvo consideró que la aplicación de la medicina de precisión debe ofrecerse desde los primeros niveles de atención a los pacientes, por lo que destacó la importancia de fortalecer la formación de nuevas generaciones de profesionales en esta especialidad.

Los gobiernos deben comprender la ciencia detrás de los principales problemas nacionales para tomar decisiones basadas en información científica de calidad en temas de salud. Como ejemplo, se refirió a la Estrategia de Vigilancia Anticipada (eVA), la cual permite la detección oportuna de cáncer hereditario de mama u ovario.

También destacó el trabajo del instituto en la pandemia por COVID-19, que inició como un reto a la labor institucional, y hoy es un caso de éxito sobre el potencial de acción de nuestro conocimiento.

Recordó que, en 2004, cuando nació el consorcio promotor que dio vida al Inmegen, integrado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), y la Fundación Mexicana para la Salud (Funsalud), nadie imaginó que esta institución sería pieza fundamental para hacer frente a la pandemia.

El presidente de la Comisión de Salud en la Cámara de Diputados, Emmanuel Reyes Carmona, reconoció el trabajo, dedicación y compromiso del Inmegen con la salud de las y los mexicanos, en especial, mencionó las mil 500 pruebas COVID-19 que realizan en promedio por día.

La presidenta de la Comisión de Salud en el Senado de la República, Lilia Margarita Valdez Martínez, se comprometió a gestionar mayor presupuesto para las instituciones de salud, ya que por décadas ha prevalecido el rezago en la designación de recursos.

Tras reconocer los avances alcanzados por el Inmegen en menos de dos décadas, el director de Funsalud, Héctor Valle Mesto, reconoció a este instituto por estar un paso adelante para atender las necesidades de la población ante el envejecimiento y las enfermedades crónicas no generativas.