La Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) creó un grupo especial de trabajo para lograr la captura de Rafael Caro Quintero e incluso reclutó a familiares del líder del Cártel de Guadalajara, revelaron funcionarios y exfuncionarios de la agencia estadounidense al diario The Washington Post.

De acuerdo con el texto firmado por los periodistas Kevin Sieffy y María Beth, la operación inició en 2013 y estuvo a cargo de un grupo denominado “The RCQ Task Force”.

Como parte de su investigación, los integrantes la DEA descubrieron que el “Narco de Narcos” vivía en una zona rural de Sinaloa, a escasos kilómetros de una base del Ejército mexicano; que se movía en motocicletas y cuatrimotos; y que cambian de equipo de seguridad cada semana. 

La información revelada por el diario estadounidense contradice la versión de las autoridades mexicanas, las cuales aseguraron que en la operación de captura del capo solo participaron elementos nacionales. 

“Los integrantes actuales y anteriores de la RCQ Task Force lo llamaron un absurdo (la declaración del presidente mexicano de que la captura fue planeada y ejecutada en el país), diciendo que habían proporcionado información de inteligencia a la Marina y al Ejército durante nueve años”, detalló el Post.

El grupo de la DEA realizó cerca de 12 operaciones fallidas, entre 2013 y 2022, de las que “muchas no han sido reportadas previamente”; incluso los agentes estadounidenses dijeron creer que las deficiencias de los operativos se debieron a “filtraciones mexicanas de alto nivel”.

Como parte de la búsqueda de Caro Quintero, la DEA reclutó a familiares del capo como informantes, con el fin de obtener datos que derivaran en la captura del narcotraficante.

“La DEA había reclutado a algunos de los familiares de Caro Quintero como informantes, dijo un ex alto funcionario estadounidense, e incluso sabía qué caminos de terracería tomaban para visitar a sus novias”, apuntó el medio estadounidense.

El “Narco de Narcos” fue asegurado por elementos de la Secretaría de la Marina de México, el pasado 15 de julio, en un poblado del municipio de Choix, en Sinaloa, para posteriormente ser trasladado al Centro Federal de Readaptación Social Número Uno, en el Estado de México.

Caro Quintero, que amasó una gran fortuna, fundó el Cártel de Guadalajara junto con Miguel Ángel Félix Gallardo y Ernesto Fonseca Carrillo, alias “Don Neto”.

En EU está acusado de varios cargos penales como el secuestro y asesinato del agente de la DEA Enrique “Kiki” Camarena en 1985. Por el capo, las autoridades estadounidenses ofrecían una recompensa de 20 millones de dólares.

Con información de EFE