Tras reconocer que en las últimas semanas se ha desatado una campaña en contra de la Comisión de la Verdad y Acceso a la Justicia para el caso Ayotzinapa que pretende desacreditar su trabajo y el resultado de las investigaciones que realiza, el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, aseveró que ésta obedece a que se están “sacudiendo viejas estructuras del poder”.

En un mensaje a través de sus redes sociales señaló que quienes se oponen a que se alcance la justicia en el caso de la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa consideraron que no se iban adoptar acciones para alcanzar la verdad y la justicia, apostándole a la impunidad. “Hay reacción porque hay acciones concretas y se dejó atrás la simulación”.

Pese a que existe una articulación en la campaña que quieren que el resultado de las indagatorias sea el silencio y la impunidad, Encinas aseveró que continuarán con las investigaciones porque el objetivo central es “conocer la verdad de los hechos, encontrar a los muchachos y que haya justicia”.

Mencionó que la relación con los padres de los normalistas desaparecidos es muy estrecha, hay coordinación con el nuevo fiscal especial para el caso Ayotzinapa, Rosendo Gómez y, aun cuando hay algunas diferencias, hay buena relación con los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes, tratando de construir una ruta conjunta con nuevas líneas de investigación.

“Nuestro trabajo es fortalecer este proceso de verdad y a diferencia del pasado no buscamos construir un camino único e inatacable, buscamos conocer la verdad y el paradero de los normalistas y dar satisfacción a las demanda de justicia de los familiares y sociedad mexicana”.

Fuente: La Jornada