FRANCISCO RODRÍGUEZ

Don Jesús Reyes Heroles –el de a deveras– hubiese mandado a chingar a su madre, así, con esas palabras, a quien tan sólo se hubiese atrevido a sugerir usar las instalaciones de la Secretaría de Gobernación para un acto priísta.

Así se las gastaba el tuxpeño.

Así lo conoció este escribidor, cuando en 1978, me citó para “sugerir” atentamente que dejara de tocar en la columna política de aquel entrañable El Heraldo de México un tema que mantenía friccionados a los líderes del Senado y de la Cámara de Diputados, el cetemista Joaquín Gamboa Pascoe y don Rodolfo González Guevara, respectivamente:

Nunca levantó la vista de los papeles que, para que él estampara su firma, le iba pasando el diplomático –en ambas acepciones del término– Jorge Pinto, a la sazón su secretario particular.

Y es que tras la “sugerencia”, en menos de dos minutos, me envió directo a darle lata a doña Socorro García y Barrón de Rodríguez, mi muy querida y      respetada progenitora.

Cuando salí del despacho del primer titular de Gobernación en el sexenio de don José López Portillo, subsecretarios y directores generales presentes en la antesala celebraron conmigo la pesada broma de Don Jesús de Veracruz –como también era conocido Reyes Heroles– y me dieron la bienvenida al club de todos aquellos a quienes había enviado a realizar la misma desagradable tarea.

Tras ello, la siguiente reunión con don Jesús, lo mismo en Gobernación que en la Secretaría de Educación fueron de lo más cordiales y agradables.

Y lo mismo. Nadie hubiera osado tampoco a siquiera insinuar el uso para fines partidistas del añoso edificio del Paseo del Virrey de Bucareli al maestro de la ortodoxia política, de la pulcritud en el decir y el hacer, lo mismo que en el vestir, don Enrique Olivares Santana –segundo inquilino del Palacete de los Covián en el sexenio de JLP.

Con tan sólo una mirada fulminante hubiese callado al imprudente audaz.

Y estábamos entonces, todavía, en el apogeo del PRI como partido casi único, pues además del opositor PAN, jugaban en la cancha electoral los satélites PPS y PARM, y justo cuando apenas se había reconocido, en 1977, la existencia del Partido Comunista, tras muchas décadas de que este actuara prácticamente en la clandestinidad.

Pero, en mala hora, llegaron al poder los cuatroteros y…

“Forma es fondo y apariencia, realidad”

Y es que cuando vi la imagen que en su primera plana del domingo más reciente publicó el diario oficial de la 4T, La Jornada, abrí chicos ojotes que ni Mario Delgado podría igualar.

Ahí estaba él, en su calidad de presidente nacional del Movimiento fundado por Andrés Manuel López Obrador.

Y rodeando al rústico titular de Gobernación Adán (Augusto) López, en su papel de anfitrión, también se veían los “risueños” rostros de la secretaria general de Morena, Citlalli Hernández; la infaltable Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno de Ciudad de México –quien va a todas las procesiones, pero no asiste a misa–, así como los gobernadores de Campeche, Layda Sansores; Chiapas, Rutilio Escandón; Colima, Indira Vizcaíno; Guerrero, Evelyn Salgado; Nayarit, Miguel Ángel Navarro; Puebla, Sergio Salomón; Sonora, Alfonso Durazo; Tabasco, Carlos Merino; Tlaxcala, Lorena Cuellar, y Veracruz, Cuitláhuac García.

Algunos mandatarios estatales tan intrascendentes que tuve que googlearlos para acordarme de sus nombres,

Los más vistosos, eso sí, quienes protagonizan escándalos tipo la campechana o el veracruzano.

En otra de las imágenes publicadas en el mismo medio también se observa al director general del IMSS Zoé Robledo, en permanente campaña por la gubernatura de Chiapas.

¿El escenario? Los salones de la Secretaría de Gobernación.

Se olvidaron los morenistas de una de las frases reyesherolianas más citadas: Que, “en política, la forma es fondo y la apariencia, realidad”

Y tras el desayuno sabatino, la “sugerencia” –como aquella del tuxpeño al escribidor– de que los gobernadores brinden condiciones de equidad a los tres aspirantes cuando visiten sus estados, que haya “piso parejo sin distingos”.

¿Justifica ese fin los medios empleados –recursos públicos, instalaciones gubernamentales– para tales fines, tan nobles como tardíos, del Movimiento de AMLO?

¿O nos van a salir con que, como los funcionarios que salen de campaña los fines de semana porque no son “laborables”, tampoco lo son para las instalaciones de la Administración Pública Federal?

Si es así, ¡pues que sábado y domingo renten el palacete de los Covián para desayunos y almuerzos de bautismo, kermeses, bodas y XV años, incluso para misas dominicales!

¿No cree usted?

Indicios

Al líder senatorial Ricardo Monreal le sucedió lo que a la Iglesia Católica en nuestro país. Y es que no fue sino hasta que don Fernando Gutiérrez Barrios llegó a la multicitada Secretaría de Gobernación, en calidad de titular, que el Estado Mexicano reconoció la existencia del Estado Vaticano. Así con el zacatecano. Los liderazgos de Morena, el real que ejerce AMLO, y el formal en manos de Mario Delgado, acaban de reconocer apenas que sí, que claro que sí, que también es uno más de los aspirantes a la candidatura presidencial de su Movimiento. * * * Bota y rebota la pelota en la que se ha convertido el penoso escándalo de la señora Yasmín Esquivel Mossa. AMLO dice que a la UNAM le faltó valor para retirarle el título de grado a la tramposa y mentirosa esposa de José María Riobóo y, de paso, insulta al rector Enrique Graue. La Máxima Casa de Estudios responde que ya hizo lo que tenía qué hacer y que ahora corresponde a la SEP de la 4T cancelar la cédula profesional de la dama que, cínicamente, dice tener un comportamiento ejemplar, intachable y que, por tal, no dejará vacante “su” sitial en la SCJN. Y, me recuerda el lector Javier Cárdenas, que ambas instancias se pasan por el arco del triunfo a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que, en la ley reglamentaria de su Artículo Quinto, explica cómo debe proceder la dependencia en manos de la lideresa sindical de la CNTE, Leticia Ramírez, en estos casos. Amén de la obligación de notificar a la Fiscalía General de Alejandro Gertz la comisión del delito de robo a la propiedad intelectual y que, de no hacerlo, también se hace acreedor a las sanciones correspondientes. ¿Hasta cuando seguirá rebotando esa pelota caliente? ¿Se irá a extra innings? * * * A algunos ex gobernadores opositores de la 4T les dio un exilio dorado, pero exilio al fin, con nombramientos diplomáticos. Pero en el caso del ex mandatario estatal de Oaxaca, Alejandro Murat, el primer cuatrotero del país sigue volcándose en elogios a su gestión. Caso totalmente inusitado en la aún breve historia del morenismo o, si usted gusta, del llamado Humanismo Mexicano* * * En la trayectoria del nuevo subsecretario de Seguridad Ciudadana, Luis Rodríguez Bucio, me recuerdan, incluyó su paso fugaz por las secciones segunda y cuarta del ya desaparecido Estado Mayor Presidencial. Dejó la Guardia Nacional, producto de un capricho y una mezcolanza de doctrinas y capacidades incompatibles en estado disfuncional, pues no hace prevención del delito, ni proximidad social, solo de disuasión temporal y de reacción solo eventual sin solución del problema. La pregunta ahora es ¿a ver cuánto dura como burócrata bajo las protectoras enaguas de Rosa Icela Rodríguez* * * Formalmente, Alejandra del Moral ya es la candidata de la alianza Va por México (PRI, PAN y PRD) para hacer frente a Delfina Gómez quien va por la 4T también en búsqueda de suceder a Alfreditito del Mazo en el frente político del Estado de México, mientras que en Coahuila la división de Morena prácticamente ya dejó en manos de la Va por México la sucesión del pirísta Miguel Ángel Riquelme* * * Y hasta aquí, por hoy. Gracias por leer este texto y, como siempre, reciba usted mis deseos porque siempre tenga ¡buenas gracias y muchos, muchos días!

https://www.indicepolitico.comindicepolitico@gmail.com@IndicePolitico@pacorodriguez