????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????El subsecretario para América del Norte de la SRE, Sergio Alcocer Martínez de Castro, afirmó que el encuentro del presidente Enrique Peña Nieto con su homólogo de Estados Unidos, Barack Obama, cumplió con el objetivo de ampliar y fortalecer la relación entre ambas naciones.

En conferencia de prensa al término de la inauguración de la XXVI Reunión de Embajadores y Cónsules, afirmó que la relación entre ambas naciones se caracteriza por ser muy madura, donde se reconocen puntos de convergencia “y cualquier divergencia que tenemos la podemos dirimir”.

Además, continuó, es una relación que nos permite avanzar a pasos firmes para que los resultados en la interacción que hay entre ambas naciones tenga efectos positivos y tangibles en las dos sociedades.

El funcionario de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) destacó que es una relación de profundo respeto y de excelente amistad entre los líderes y los gobiernos.

Alcocer Martínez de Castro detalló que el encuentro de los presidentes Peña Nieto y Obama tuvo como propósito ampliar y profundizar en la relación entre los dos países.

Además, dijo, tener la oportunidad de un diálogo sobre los diferentes mecanismos establecidos en el Diálogo Económico de Alto Nivel, el Foro Bilateral de Educación Superior, Innovación e Investigación, el mecanismo de Frontera Siglo XXI, el Grupo bilateral de seguridad, así como el Consejo México-Estados Unidos de emprendimiento y la innovación.

“Revisar entonces lo que hemos logrado en 2014 y las metas que nos hemos trazado al 2015. También como propósito era poder dialogar sobre los retos que tienen alcance regional, entre ellos los temas de seguridad, pero también lo que implica la relación con otros países como es el caso de Cuba”, abundó el funcionario federal.

Destacó que además de reconocer al presidente Obama en su decisión de haber publicado los programas que le permiten a un grupo entre dos y medio o tres millones de mexicanos, más los connacionales que se puedan beneficiar con otras medidas de evitar ser deportados de Estados Unidos.

El funcionario de la cancillería reconoció que el tema de Ayotzinapa se abordó en la reunión Obama-Peña Nieto al margen del tema de seguridad.

Recordó que el presidente Peña Nieto comentó a su homólogo estadunidense las medidas que se han tomado desde el punto de vista de la profundización de la investigación y de las 90 personas consignadas como parte de una investigación que sigue abierta.

Además, de un conjunto de medidas legislativas y ejecutivas tomadas y planteadas al Congreso mexicano para evitar que se repita un hecho como ese.

Por otra parte, indicó que el presidente Obama reconoció la víspera los esfuerzos del gobierno mexicano a favor del acercamiento entre Estados Unidos y Cuba.

También, el mandatario mexicano tuvo la oportunidad de señalar el compromiso del gobierno de México de mantenerse como parte interesada, “no sólo porque somos vecinos, sino porque creemos que podemos ser útiles en buscar este acercamiento y en lograr la profundización en la normalización en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba”.

Añadió que en los tres países hay temas compartidos, “a los tres nos afectan los riesgos de carácter hidrometeorológico, concretamente los huracanes”.