anthony-wayneEstados Unidos abrirá sus puertas a las Pequeñas y medianas empresas (Pymes) mexicanas interesadas en internacionalizarse mediante la participación en este mercado, el cual representa un universo de más de 300 millones de consumidores.

Ello, luego de que el embajador de Estados Unidos en México, Anthony Wayne, anunciara la realización de la Cumbre de Inversiones “Select USA”, el 23 y 24 marzo próximo orientada a inversionistas para establecer o expandir sus operaciones en el mercado estadunidense.

En conferencia de prensa destacó que ante la recuperación económica de Estados Unidos y las perspectivas positivas que se tienen hacen de este país un mercado atractivo para las empresas mexicanas, sin importar su tamaño ni giro.

La economía de Estados Unidos es la más grande y una de las más robustas del mundo, situación que representa un punto fuerte en el actual escenario global, lo que puede representar una oportunidad a las empresas mexicanas como en el área de suministros.

De ahí, dijo, que esta Cumbre puede ser una ventana de oportunidades para las empresas mexicanas, por lo que se espera duplicar el número de participantes y un aumento en las compañías mexicanas que invirtieron en el evento del año pasado y que sumaron 20.

Estos inversionistas mexicanos encontraron una oportunidad en los sectores manufacturero, transportes, construcción y servicios, aunque falta concretar los planes de inversión pero la Cumbre les permitió avanzar en la definición y toma de decisión.

Esta situación puede acrecentarse durante el evento de este año al contar con una mayor participación de la iniciativa privada, como es el caso del sector automotriz, señaló.

Comentó que el que muchas empresas en México sean familiares no significa un obstáculo, pues muchas de las compañías en Estados Unidos también lo son y también las fuentes más importantes en la generación de empleos.

Al respecto, Martha Sánchez Mejía, especialista Comercial de la Embajada de Estados Unidos en México, precisó que donde se ve un mayor movimiento de negocios en Estados Unidos es en los sectores de telecomunicaciones, tecnologías de información.

Asimismo en alimentos, construcción y manufactura, especialmente en el ramo automotriz, agregó.

Aclaró que no hay un mínimo de monto de inversión de las empresas mexicanas, pues hay participantes de todos tamaños y la Cumbre también permite a los empresarios conocer la manera de invertir en el mercado estadunidense.

No obstante, subrayó, es importante que las compañías participantes cuenten con un plan de negocios definido para la expansión tanto a nivel nacional como regional, es necesario estudiar el mercado y al segmento que se quiere llegar.

Esta Cumbre permite que los participantes hablen de manera directa con los representantes de los centros de desarrollo económico de las diferentes regiones y estados para conocer los beneficios que se obtendrán.

Para participar en esta cumbre se tiene hasta el próximo 15 de febrero para inscribirse, el costo es de 550 dólares por persona e incluye el taller previo al evento.