senadoLas bancadas del PRI, PAN y PRD en el Senado contrastaron puntos de vista sobre los alcances del Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar.

El senador Raúl Lanz Pozos, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), respaldó el Acuerdo al argumentar que ante la situación económica del país que deriva de factores externos es la mejor vía para frenar la especulación y abusos sobre productos de la canasta básica.

En entrevista consideró que el llamado del titular del Ejecutivo Federal es también a la unidad de los mexicanos, a tomar medidas en favor de las familias de menores ingresos, ante la liberalización de las gasolinas que era inevitable frente a la coyuntura internacional.

El senador por Campeche y secretario de la Comisión de Comunicaciones y Transportes del Senado dijo que si bien son comprensibles las manifestaciones no se deben permitir saqueos y robos, que nada tienen que ver con el malestar social, por lo que en el Acuerdo también se incluyen medidas para garantizar el Estado de derecho.

Por separado los senadores del Partido Acción Nacional (PAN) insistieron en que una respuesta de fondo frente a la coyuntura detonada por el cambio en los precios de combustibles es “ajustar el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que se aplica a éstos”.

En un comunicado, consideraron necesario disminuir el gasto público en 150 mil millones de pesos, adicionales a los ya anunciados. Asimismo se deben revisar los capítulos 1000 y 3000 del gasto público y aplicar mayores recortes a esos rubros.

Sobre el anuncio de la reducción de 10 por ciento en los salarios de los altos funcionarios, los panistas coordinados por Fernando Herrera Ávila juzgaron que no resuelve el tema de las finanzas públicas.

A su vez, en rueda de prensa, el coordinador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en el Senado, Luis Miguel Barbosa, consideró insuficiente el acuerdo.

A su juicio, si el Gobierno Federal busca apoyar el bienestar de las familias mexicanas se debe reformar la Ley de Ingresos 2017 para cancelar el adelanto en la liberalización de los precios de los combustibles.

Además, según él, revisar el IEPS y los impuestos a las gasolinas, aprobar una ley de precios máximos a los combustibles, e iniciar un proceso para aumentar a la brevedad la producción nacional de éstos.