La bancada del Partido Acción Nacional (PAN) en el Senado de la República urgió a no postergar más la expedición de la Ley General de Archivos, pues se trata de uno de los pilares de derecho a la verdad y la transparencia.

En un comunicado, Fernando Herrera Ávila, coordinador de los senadores panistas, y la senadora Laura Rojas Hernández, coautora de la iniciativa de la norma, advirtieron la necesidad de encontrar un punto de equilibrio entre los grupos parlamentarios para hacer efectivos los derechos de acceso a la información, y a la memoria y a la verdad.

Rojas Hernández subrayó que la ley de archivos es el tercer pilar de la reforma constitucional en materia de transparencia, y sin ella el pleno ejercicio del derecho de acceso a la información está incompleto.

Dijo que Acción Nacional ha sido claro en su posición de avanzar hacia el fortalecimiento y la independencia del Archivo General de la Nación, como responsable de la política nacional de gestión documental del país.

La legisladora, en ese sentido, llamó a los priistas y a las izquierdas a apoyar esta postura, a fin de avanzar en el proceso de dictaminación de la ley presentada en noviembre, con el consenso de los principales grupos parlamentarios del Senado.

A su vez, el senador Herrera Ávila aseveró que el fortalecimiento de la democracia mexicana requiere, entre otras, contar con herramientas que permitan a las personas el acceso cada vez más amplio y expedito a la información pública, contenida ésta en archivos oficiales o privados, sujetos a la ley.

Dijo estar de acuerdo con quienes plantean que la Ley General de Archivos debe estar a la altura de los avances legislativos aprobados en el Congreso de la Unión en materia de transparencia y acceso a la información.

De ahí la necesidad de que se tomen en cuenta todas las voces expresadas en foros, audiencias y consultas públicas, a la hora de elaborar el dictamen que habrá de votarse en el pleno del Senado.

Subrayaron la importancia de que una ley garantice la preservación del patrimonio documental del país, y que sea el cimiento de la construcción de un Sistema Nacional de Archivos, articulado con los de fiscalización, transparencia y combate a la corrupción, entre otras consideraciones.

La ley, expusieron, tiene como fundamento la reforma constitucional de transparencia y acceso a la información publicada el 7 de febrero de 2014, que mandató la creación de un mecanismo eficiente de acceso a los documentos públicos, mediante la homologación de las disposiciones de gestión de éstos en todo el país.