El líder de los diputados federales del PRI, César Camacho Quiroz, advirtió que en el combate a la corrupción no hay reversa y que la falta de nombramiento de fiscal anticorrupción o la renuncia de otros servidores públicos en ningún momento significa la caída del Sistema Nacional Anticorrupción.

El legislador mexiquense sostuvo que el Sistema Nacional Anticorrupción, en el que participan actores sociales y autoridades de los distintos órdenes de gobierno, a fin de prevenir, investigar y sancionar la corrupción, “no se puede caer porque está en la Constitución».

Se pronunció por fortalecer a las instituciones ya que lo fundamental, que fue construir las leyes del sistema y plasmarlas en la carta magna, se logró con el consenso de las diversas fuerzas políticas representadas en el Congreso de la Unión.

Insistió que en el combate a la corrupción no hay reversa y, por el contrario, en caso de haber cambios en ese ámbito deberá ser para ahondar en ello.

El coordinador parlamentario de los diputados del tricolor afirmó que “el PRI está en favor de la rendición de cuentas, la transferencia y la condena de los actos de corrupción, incluidos los que han cometido algunos que militaron en el PRI, que nos generan vergüenza colectiva y para ellos pedimos el rigor de la ley”.

El diputado mexiquense subrayó que el Partido Revolucionario  Institucional (PRI) está abierto para negociar y conciliar los nombramientos de los fiscales pendientes de nombrar, pero advirtió que “si algunas de las partes que están en la mesa se aferra a una posición y ésta se vuelve inamovible, me parece que eso dilata, difiere la posibilidad de encontrar acuerdos”.

Camacho Quiroz descartó que los resultados de las elecciones en Coahuila y el Estado de México sean el motivo de la falta de acuerdos para el nombramiento de los fiscales, ya que el asunto electoral se ventila ante las autoridades competentes y terminará en tribunales, en tanto los temas del Sistema Nacional Anticorrupción se ventilan en el Congreso.

“En consecuencia, no tienen por qué contaminar ni influir asuntos de orden electoral en éstos otros que, insisto, creo que lo más difícil se logró, que es construir el sistema en la Constitución y en las leyes, ahora vienen los acuerdos para los nombramientos”, agregó.