Al concluir oficialmente el proceso electoral, el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello, dijo que nunca estuvo en riesgo la instalación de ninguna de las más de 156 mil casillas que se utlizaron el 1 de julio pasado.

“Las 15 casillas que dejaron de instalarse durante la elección corresponde a problemas de conflictos sociales y de municipios que están en una demanda de proceso de transformación de elecciones municipales de usos y costumbres”, aclaró.

En conferencia de prensa acompañado de Edmundo Jacobo, secretario ejecutivo del INE; el presidente-consejero del INE en Guerrero, Dagoberto Santos y el presidente del IEPC en el estado, Nazarin Vargas, dijo que hoy, afortunadamente, gracias al trabajo realizado por ciudadanos y autoridades electorales, las elecciones no constituyen un problema resolver sino una vía que cada día se legitima como el pluralismo político.

Por otra parte, Córdova Vianello, dio a conocer que el INE se sumará al plan de austeridad que implementará el nuevo gobierno federal y comentó que se está trabajando para construir el presupuesto que sea el más bajo de la historia.

“Pero también se manejará un presupuesto que pueda ser dedicado a resolver los grandes problemas sociales y no poner en riesgo las facultades que tiene como la elaboración del padrón electoral, la expedición de una credencial gratuita que sirve para todos los efectos”, enfatizó.

Dijo que el INE, el año pasado, fue el único órgano del estado que devolvió a la Federación más de mil millones de pesos que estaban destinados y autorizados a la construcción de edificios para eliminar el pagos de renta y fue parte de un plan de austeridad.

Añadió también que los partidos que no hayan entregado los cuadernillos, que tiene información del electorado, son eventualmente sujetos de responsabilidad y el INE no va a permitir que estas normas no se cumplan.

Sin embargo, los datos de los ciudadanos no están en riesgo a pesar de que no haya sido entregado por los partidos políticos.

Aseguró que el INE está de lado de los ciudadanos y añadió que es el depositario de la mayor base de datos personales en el país.

Recordó que si en el pasado hubo fuga de información de los datos contenidos en el padrón electoral como se ha demostrando en algunas ocasiones, nunca ha sido responsabilidad del INE sino de alguna fuerza política que fue identificada y sancionada y actualmente se tomaron una serie de medidas de seguridad.