El senador Dante Delgado Rannauro ofreció a la mayoría de Morena en el Congreso los votos de Movimiento Ciudadano para sacar adelante diversas iniciativas a fin de transformar al país, entre ellas echar atrás el aumento a las gasolinas, la reforma educativa, así como la Ley de Seguridad Interior.

“Aquí están nuestros votos si lo que quiere (Morena) es honrar su palabra, pero que quede claro, cualquiera que traicione a la gente nos va a tener enfrente”, dijo al fijar la postura de su partido en la apertura del Primer Periodo Ordinario de Sesiones del Primer Año de Ejercicio de la LXIV Legislatura.

Delgado Rannauro afirmó que la mayoría en el Congreso tendrá los votos de Movimiento Ciudadano para recuperar la paz y seguridad, para que México tenga un fiscal autónomo, para que los ciudadanos tengan un salario digno, para que la eliminación de las pensiones a los presidentes esté en la ley, y para otros temas.

Abundó que Movimiento Ciudadano será una oposición a todo lo que impida el cambio que México necesita, asumirá el papel de contrapeso y contribuirá en la construcción de un mejor país.

Ante el pleno del Congreso de la Unión, el legislador federal sostuvo que serán una oposición de acciones, hechos y trabajo, además de ser parte del cambio.

En su intervención, donde fue interrumpido por varias ocasiones, algunas de ellas porque su tiempo ya había concluido, comentó que este 1 de julio la gente votó contra el régimen y partidos, pero México encontró en la figura del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, una opción para lograr el cambio.

Añadió que el reto de Morena y del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, es honrar a su palabra y compromisos de campaña de echar atrás el gasolinazo, lo cual es posible, ya que de lo contrario “sería su primera traición al pueblo”.

También refirió que el voto de la gente significa el rechazo al sistema, a la corrupción y al abuso de poder, impunidad, violencia y desigualdad, por eso ofreció los votos de Movimiento Ciudadano para apoyar el desafuero y para que le cumplan a los mexicanos.

El llamado a la nueva mayoría, dijo, es a la madurez y a entender que legislar es dialogar, que desde la mayoría implica ser vigilante en lugar de cómplice.