Por Mina Moreno y Luis Serieys

 

Escondido, oculto,  en secreto, se mantiene por el Poder Judicial de la Federación,  “el Plan de Pensiones Complementarias de Magistrados de Circuito y Jueces de Distrito”, en donde el límite de privilegios para jubilarse, no es la Ley del ISSSTE, ¡no señor!,  lo es, lo que piensa y desea el Consejo de la Judicatura Federal.

 

La historia comienza así.

 

El 25 de Septiembre de 2015, en sesión del Pleno del Consejo de la Judicatura Federal, del que también, es el mero, mero  titular, el aún Ministro Presidente Luis María Aguilar Morales, le regaló a Jueces y Magistrados Federales el pago de una segunda  pensión jubilatoria y la llamaron pomposamente, pensión compensatoria (Consulte link de publicación en el DOF).

 

http://dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5410547&fecha=05/10/2015

 

Dentro de los motivos aducidos para otorgar esta segunda pensión jubilatoria a la “Casta Dorada”, Jueces y Magistrados Federales, se señaló que debido a que pasan gran parte de su vida al servicio de la impartición de justicia, de sus “enormes esfuerzos”, incluidos el Nepotismo, tráfico de plazas y tráfico de influencias, merecen ser recompensados.

 

¿Por qué? Pues porque cuesta tiempo y esfuerzo ver como se jinetean las plazas, tienen que echarle seso.

 

Y, por ello,  deben ser apapachados, otorgándoles una jubilación y retiro de acuerdo a su categoría y caché, faltaban más.

 

Como si los trabajadores del país no pasarán su vida desarrollando su labor.

 

Pero, obvio no se pueden comparar, en privilegios económicos con los “Imperiales Dorados”,  los pobres y comunes mortales, se cuecen aparte.

 

Así, la “Burocracia Dorada” integrada por Jueces y Magistrados Federales, son los bendecidos, por el dedo del “Dios Luis María Aguilar Morales”, quien decidió que se requeté merecían tener una pensión complementaria consistente en una retribución mensual vitalicia que les otorga el Consejo de la Judicatura Federal, independientemente de la jubilación que mensualmente reciben como trabajadores al servicio del estado por parte del ISSSTE.

 

Dicho de manera sencilla, es que la “Burocracia Dorada”, integrada por Jueces y Magistrados Federales al jubilarse se llevan el pago de dos pensiones, una por parte del ISSSTE y otra, por parte, del Consejo de la Judicatura Federal.

 

Termina con un premio que les permite cuando se retiran, ganar como jubilación, casi la integridad de su sueldo que tenían cuando estaban activos.

 

Ambos pagos de jubilación para Jueces y Magistrados Federales,  son con cargo al erario público, es decir salen del bolsillo de usted amigo lector, del mío, de los de todos, vía impuestos.

 

Las preguntas que surgen son.

 

¿A quién en este país le pagan dos pensiones de jubilación por un mismo trabajo?

 

¿En qué país un trabajador recibe  dos pensiones derivadas del mismo patrón?

 

¡¡Yo creo que esa jubilación no la tiene ni Obama!!…

 

Aunque la ironía de la vida, es que en ese mismo año 2015, sólo que en diferente mes, fue en Julio, salió publicada la “ley del garrote” para la clase trabajadora, que es el Acuerdito Interno, mal llamado Artículo 51 bis.

 

Con este segundo regalo Luis María Aguilar Morales lanzó una estocada a la base trabajadora del Poder Judicial de la Federación, al darles un poder absoluto a Jueces y Magistrados Federales para correr a los trabajadores sin procedimiento administrativo alguno, y poder traficar con las plazas a su gusto.

 

Que detallazo del Ministro Presidente Luis María Aguilar, a la base trabajadora los jode con un Acuerdo infame, y a la “Casta Dorada” de  Jueces y Magistrados Federales, les da una jugosa segunda pensión jubilatoria.

 

Ahí nada más…

 

¿Y dónde quedó la Justicia laboral?

 

¿Y el respeto por los derechos humanos como la seguridad jurídica y la estabilidad laboral?

 

¿Cómo para cuándo?

 

Y aún le creeremos aquella frasecita que se aventó Luis María Aguilar Morales en su informe anual, que señala: ” nada por la fuerza, todo por la razón y el derecho”.

 

¿En qué parte de la razón y el derecho, se encuentra violar la estabilidad laboral de los trabajadores?

 

¿En qué parte de la razón y el derecho, se le otorgó facultades legislativas  al Consejo de la Judicatura Federal para otorgar una segunda pensión jubilatoria solamente a Jueces y Magistrados Federales?

 

Luis María Aguilar Morales le miente a la sociedad cuando esgrimió su frase, porque él ha faltado a la razón y al derecho, como Ministro Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, cuando lesionó los derechos laborales y cuando se otorgó facultades legislativas.