El gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, informó que aumentó a 21 el número de personas fallecidas luego de una explosión e incendio en una toma clandestina de un ducto, ocurrida esta noche en el municipio de Tlahuelilpan.

Entrevistado en el noticiero televisivo En Punto, el mandatario estatal detalló que el número de personas heridas por la conflagración se mantiene en 71.

Fayad dio a conocer que el presidente Andrés Manuel López Obrador le expresó su apoyo para atender esta tragedia y que realiza la inspección en el lugar del siniestro junto con el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo.

Fuente: NTX