El subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Jesús Seade Kuri, informó que México no puede recibir a un grupo de migrantes expulsados de Estados Unidos que solicitan asilo a aquella nación.

“No podemos recibir a un grupo expulsado sin entender siquiera cuales son los números, que tipo de gente viene, etcetera”, señaló en entrevista con Notimex.

El funcionario federal precisó que la política humanitaria que ha aplicado el gobierno mexicano en la frontera sur del país, “puede permitirnos recibir gente que esté con un proceso de asilo en Estados Unidos y que tengan capacidad de trabajo y de construir la economía en México”.

Sin embargo, dijo, la responsabilidad de cuidar a personas con problemas de salud, entre otros, “le concierne a Estados Unidos, y tienen inmigrantes allá que están en esas condiciones y su obligación es atenderlos, todos esos temas son de comunicación urgente e importante”.

Apuntó que anuncios como el emitido por Estados Unidos donde advirtió que regresaría a México a un primer grupo de migrantes que aguardaban respuesta a solicitud de asilo, son maneras de negociación.

“Los anuncios como estos a veces son maneras de negociación y en realidad no estamos negociando en esto, hemos expuesto nuestra posición y nuestros argumentos claramente”, subrayó.

En ese sentido, explicó que se confiará en que Estados Unidos no empuje la decisión de esa forma, “que sea algo un poco más consensuado sobre la línea del tipo de apoyo que México ha dicho unilateralmente que podría dar”.

Aseguró que “con personas discapacitadas y enfermos, no pueden hacer tal cosa en Estados Unidos, están en su territorio, es su obligación legal y moral darles asistencia”.

Sin embargo, puntualizó que gente que esté solicitando asilo y que encuentre en buenas condiciones de tener un empleo, “esos sí podríamos nosotros permitir su estancia en México en tanto se decide la situación de su solicitud de asilo”.

Seade Kur agregó que a nivel técnico ya se tiene conversaciones con autoridades estadounidenses al respecto, “estamos teniendo contacto para explicar nuestra posición, no tenemos negociaciones”.

El subsecretario para América del Norte afirmó que lo anterior se ha manifestado a la Secretaría de Gobernación (Segob), que es la responsable de fijar la línea en materia de migración. “Nosotros discutimos con ellos, somos seres pensantes, pero ellos son los que llevan la posición y nosotros apoyamos y estamos juntos. Al final la decision es de ellos”, finalizó.

Fuente: NTX