Voces de Conciencia.

 

Por Mina Moreno

28/01/2019

Ciudad de México

 

 

Fue en el año 2017, cuando tuve el primer contacto con los trabajadores disidentes del Poder Judicial de la Federación, y supe con gran azoro que existía un grupo muy grande y activo de base trabajadora a nivel nacional, en todos los circuitos, luchando por los derechos laborales que un Sindicato “Charro” había sido incapaz de defender en décadas.

 

Este valiente grupo de hombres y mujeres trabajadores disidentes del PJF, con el tiempo se han convertido en parte de mi familia.

 

Sus penas y pesares han sido míos también, el acoso laboral, acoso sexual, nepotismo y la villanía de varios Jueces y Magistrados Federales, la he conocido y vengo documentando desde hace tres años.

 

En gran parte,  fue porque este grupo de disidentes precisamente en el año 2017 me invitó a ser su editora, en una página de facebook llamada Nota Caliente, cuya característica principal es el anonimato de quien edita.

 

Así, que tuve el gran privilegio de investigar, escribir y editar algunas de las notas publicadas en la página Nota Caliente, como son:  Los Olvidados, La Casta Divina, Ali Baba y los 40 ladrones y el Demoledor, el 51 bis.

 

Lo más importante tuve el honor de conocer y entrevistar a disidentes de todo el país.

 

Y saber su historia, su pasado, su presente y su futuro.

 

El inicio.

 

Fue precisamente gracias al internet que dieron sus primeros pasos como disidente, en entrevista exclusiva para la página Justicia para Todos y CCO noticias, algunos de sus fundadores narran su historia.

 

Recuerdan que comenzaron utilizando el correo interno del PJF cuando se creó un Foro, entre los años 2007 y 2009, ahí fue el primer contacto de la base trabajadora a nivel nacional, desde entonces se exponía la conducta de muchos Jueces y Magistrados Federales, así como de sus vástagos, las injusticias laborales que  un Sindicato blanco era incapaz de defender.

 

En aquel entonces el líder sindical era Juan Bautista quien fue obligado a dejar el puesto, después de 14 años frente al Sindicato.

 

Sostienen que la designación en el 2014, del actual líder sindical Gilberto Gonzalez fue negociada por Juan Bautista, cuestiones de pesos lograron el triunfo de Gilberto frente a los oponentes.

 

Fue en los años 2013 y 2014, cuando la base trabajadora se mostró más activa gracias a redes sociales, en Facebook se crearon varias páginas como Foro de Disidentes del PJF,  Disidencia Nacional, Disidentes por un Sindicato Unido Sumémonos, Ciudad Judicial Federal e inclusive hackers les robaron una página PJF Sindicato amigo, trataron de callarlos…

 

¿Y cómo no?

 

Ser líder sindical y tener el control de un Sindicato blanco, es un gran negocio, actualmente, genera un ingreso anual aproximado de $76,440,000, por cobro de cuotas sindicales, más el Fondo millonario que da el Consejo de la Judicatura Federal para eventos como día del niño, día de la madre, día del abogado, eventos deportivos.

 

Jugosas cifras que son manejadas a su antojo por el Sindicato, al no existir ley que permita sea auditado.

 

¿Y dónde quedó la bolita de los dineros?

 

Pues, vaya usted a saber.

 

Por eso, no es de extrañar que ante el menor intento de creación de otro Sindicato, bloquean, hostigan y atacan a los disidentes.

 

Preguntas directas a los disidentes entrevistados.

 

¿Que significa ser Disidente?

 

Una disidente me contesta que:

 

“Significa estar contra las injusticias que se han vivido en carne propia, ver con decepción como al Sindicato le valimos gorro los trabajadores, pues primero apoyan a los incondicionales que Jueces y Magistrados Federales querien meter, sin importarles pisoterar los derechos de los trabajadores.

Sindicato y titulares son lo mismo, imponen su parentela, sin importarles que no tengan la preparación requerida.”

 

Otra más, toma la palabra y dice:

 

“Por años hemos visto injusticias como Jueces Federales traen a su gente que miman y no la obligan a trabajar, y.en cambio,  somos vigilados hasta para ir al baño.”

 

Una disidente narra que:

 

” Yo de ver tanta porquería en el sindicato… Sin nadie que nos defendiera… Ya no del Cjf, Sino de nuestros disque representantes”.

 

Otro más, indica que:

 

“Yo me hice disidente principalmente de ver muchas injusticias de los titulares hacia los trabajadores.

Sin embargo hubo un momento especial en mi vida laboral en el q fui hostigado incluso me iniciaron un procedimiento administrativo, el Juez me trajo en chinga por casi tres años, gracias a Dios nunca logro su cometido de correrme, durante ese tiempo hubo una sola cosa que tengo que agradecerle a ese señor, tanto  me estuvo chingando q logre quitarme el miedo a quien fuera,  de tal razón q le interpusimos queja, que afortunadamente prospero”.

 

Una disidente más dice que:

 

” Yo me hice disidente desde que nací, en el trabajo, porque me harté de mi primer jefe, hijo de toda su rech… me acosaba laboralmente, me ofrecía sexualmente con personas que a el le convenía hasta que le puse una queja que salió fundada desde luego, pero, que crees??  A la que chin.. por casi 13 años sin derecho a cambio y trabajando con él, y a partir de esa queja de ensaño conmigo hasta que le puse un alto.”

 

¿Qué han logrado?

 

Crear conciencia y hacer saber al Sindicato, al Consejo de la Judicatura Federal, que estamos aquí, que estamos hartos de la injusticia laboral, que ya no les tenemos miedo, que es momento de llegar hasta donde se pueda, con valentía y arrojo.

 

En el mes de diciembre los trabajadores disidentes del Poder Judicial de la Federación se dirigieron por primera vez, a la opinión pública, pedían Justicia laboral.

 

Hoy, los disidentes del PJF se dirigen nuevamente a la opinión pública, esperando el recién nombrado Ministro Presidente Arturo Saldivar, rompa con los estereotipos de sus predecesores, escuché a la verdadera base trabajadora cansada de limpiar con klinex, los pisos sucios defecados por sus   Mireyes y Mireinas, se resuelvan las quejas administrativas contra Jueces y Magistrados Federales que  desde hace años no han sido sentenciadas,  de un Sindicato blanco que junto con sus seccionales a modo, se vende al mejor postor, prueba de ello, es que Gilberto Gonzalez se regaló 2 añitos más como líder sindical, sin modificar los estatutos y sin convocar a elecciones.

 

Lo he dicho y lo sostengo, Gilberto Gonzalez es el próximo Carlos Romero Deschamps, para el PJF.

 

He aquí el Manifiesto.

 

MANIFIESTO POR LA DEMOCRACIA SINDICAL.

 

AUTOR:  DISIDENCIA NACIONAL DEL SINDICATO NACIONAL DEL P.J.F.

 

A LA OPINIÓN PUBLICA:

 

Una esperanza democrática se alcanza a ver por primera vez en el sindicato nacional de los trabajadores del Poder Judicial de la Federación, de diferentes circuitos de nuestro país, hemos estado en contacto analizando y cuestionando las diversas problemáticas que se ciernen sobre nosotros, los trabajadores sindicalizados de nuestra institución que en su función primaria otorgada por la soberanía del pueblo, es la impartición de justicia misma que, en reiteradas ocasiones, no se alcanzan a obtener para nosotros como empleados.

 

La clase trabajadora, hemos sufridos despidos injustificados de compañeros en los que, quienes pierden su trabajo, aceptan firmar su renuncia por saber que así son las reglas del juego no escritas, sabedores que en otra ocasión tendrán la oportunidad de obtener un nombramiento si no protestan, siendo el caso contrario, boletinados de forma verbal por sus titulares si presentan algún tipo de defensa laboral.

 

Dicha violencia a nuestros derechos, ocurre sin duda alguna, por la necesidad de plazas sindicalizadas de algunos titulares para poder triangular favores y fomentar el nepotismo que tanto se trata de corregir en la actualidad.

 

No debemos de olvidar el prejuicio a los derechos laborales que representa el Art. 51 bis emitido por el Pleno del Consejo de la Judicatura Federal contando con la venía de la presente administración sindical.

 

Dicho artículo faculta a los titulares de los órganos jurisdiccionales a despedir a voluntad al personal sindicalizado del PJF.

 

Sin dejar de mencionar que la infinidad de quejas que se interpusieron en contra de algunos titulares de los diversos órganos que integran el PJF diseminados por toda la república, aún están sin resolverse, guardadas, durmiendo el sueño de los justos para no sancionar a aquel titular que abusó de su poder y violentó los derechos de los trabajadores, pero estos sí recibieron sanción, ya sea suspensión sin goce de sueldo o separación definitiva de sus funciones, es decir su cese fulminante; a diferencia de los malos titulares que solo los cambian de adscripción gozando de su salario y sus prestaciones íntegras.

 

Ciudadano, sabemos que existen muchos malos servidores públicos, titulares de tribunales colegiados y juzgados de Distrito, etc., Pero también queremos que sepan que existen excelentes magistrados y jueces honestos y honrados que realizan su labor con calidad humana y de ellos son de los que estamos orgullosos y quisiéramos que se generalizara su exquisitez.

 

En  cuanto  a  nuestros  horarios laborales,  se  tiene  la  orden  de  checar de forma  muy puntual la  salida  sin  importar que  las  cargas extenuantes de  trabajo  nos obliguen  a seguir  en  nuestros  puestos de  trabajo  y,  esto,  sin  existir  el pago  de  horas  extras laboradas exceptuando  de  esto,  a  los Juzgados que  por turno  le  corresponda  y siempre,  a  criterio  del  Titular.

 

Otro punto  que  ha  venido  disminuyendo  nuestra  percepción  salarial  es el olvido tanto  de  entradas o  salidas en  el control  denominado  “SIRCA”  el cual, a  pesar de existir  el perdón  de  la  omisión  con  las llamadas incidencias,  siempre  queda  a criterio  del  Titular  del órgano  jurisdiccional  el  evitar el descuento  en  el salario  de  la jornada  laboral cumplida  con  total cabalidad.

 

Consideramos que  la  indefensión  actual  de  la  base  trabajadora se  debe  al notable alejamiento  de  la  cúpula sindical  actual la  cual, muy  contrario  al acercamiento  a  la necesidad  de  nosotros  como  trabajadores,  se  han  dado  los  actuales  líderes sindicales,  a  vivir de  una  forma  muy  diferente  a  lo  que  le  permitiría  un  sueldo  que ganan  con  la  misma  categoría  las personas  que  no  administran  los  dineros  de  las cuotas  sindicales  por lo  que  a  través de  los años,  se  ha  pedido  informes y  claridad en  el  manejo  de  los recursos  al actual sindicato,  tanto  al nacional como  a  los diversos  seccionales  teniendo  siempre respuesta  omisa.

 

 

Por lo  que  exigimos a esta  o  a  cualquier administración  futura,  un  rendimiento  mensual sobre el paradero de  los recursos  que  ellos administran  debiendo  de  comprobar tanto  sus ingresos como  egresos para  de  este  modo,  lograr la  transparencia  económica  q ue  resulta muy  sana  para  nuestra  institución.

 

A  cambio  de  eso,  tenemos seccionales  que lejos de  defendernos  como  trabajadores,  se  alían  con  los titulares  y  acceden  a nuestros  expedientes  médicos para hacer dudar acerca  de  las incapacidades otorgada  por los doctores  y,  a  cambio  de  esto,  se  obtienen  favores  como  la obtención  de  plazas para dichos seccionales.

 

Las situaciones anteriormente  comentadas,  se  dan  por un  problema  añejo  que nosotros  como  DISIDENCIA  NACIONAL  DEL  SINDICATO  del P.J.F.  hemos exigido  y  se  nos ha  negado  siempre y  esto  es,  el derecho  democrático  universal para elegir  al secretario  nacional  del sindicato  a  través del voto  libre  y  secreto  de todos  los agremiados  a  nivel federación  pues,  como  es  sabido  actualmente,  ese puesto  lo  eligen  un  pequeño  grupo  de  seguidores  del líder sindical nacional.

 

Una  prueba  de  la  imperiosa  necesidad  de  una  democracia  sindical lo  es sin  duda, el atropello  a  la  voluntad  gremial que  se  dio  el año  pasado  en  la  cual, en  un Congreso,  el  equipo  del actual secretario  nacional,  decidió  otorgarle  la  ampliación de  mandato  a  dos  años más  para  el que  fue  elegido  y,  peor  aún,  violaron  el derecho  democrático  que  tenemos  los trabajadores  sindicalizados a  decidir por nuestros  secretarios seccionales  pues,  la  ampliación  de  mandato,  surtió  efecto  en todo  el país.

 

Los trabajadores  sindicalizados del PJF sabemos  que  es  costumbre las injusticias mencionadas y,  que  se  puede  ver tan  normal que  se  pudiera  pensar que  así deberían  de  ser las cosas,  sin  embargo,  nosotros como  DISIDENCIA  NACIONAL DEL  SINDICATO  del P.J.F. ofrecemos tomar lo  mejor de  los tiempos  de  cambio que  nuestro  pueblo  ha  manifestado  y,  sabedores  de  que  la  justicia  nos protegerá, invitamos a  los compañeros  trabajadores  a  unirse  a  nuestras  filas y  a  la  sociedad en  general su  apoyo  difundiendo  nuestra  causa  pues,  solamente  juntos  haremos posible  la  justicia,  en  la  casa  de  la  justicia.

 

POR UNA DEMOCRACIA  UNIVERSAL,  SUFRAGIO  EFECTIVO:

Disidencia  Nacional del Sindicato  del PJF.

 

serieys@hotmail.com