La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, encabezó la presentación del Proyecto de Recuperación del Parque Cuitláhuac, que tiene para este año una inversión de 250 millones de pesos.

Afirmó que la recuperación de áreas verdes y espacios públicos en la Ciudad de México inciden no sólo en mejoras en el medio ambiente sino también en temas de seguridad, por lo que para 2020 se tiene prevista una inversión de la misma cantidad de recursos para el parque.

“Iztapalapa no sólo por la población que tiene sino por cómo fue creciendo y por un abandono histórico en su inversión tiene una gran diferencia, entre otras alcaldías de la Ciudad de México, mientras Miguel Hidalgo tiene cerca de 11 metros cuadrados de área verde por habitante particularmente por el Bosque de Chapultepec, Iztapalapa tiene menos de un metro cuadrado por habitante”.

El titular de la Secretaría de Obras y Servicios, Jesús Antonio Esteva Medina, señaló que el proyecto es el más ambicioso en materia de recuperación de espacios públicos, con 145 hectáreas en total en beneficio de dos millones de personas en la alcaldía de Iztapalapa y zonas aledañas, además de favorecer el medio ambiente para toda la capital.

Aseguró que para este año se realizará la recuperación del área sur del parque por lo que en el plan han participado 120 especialistas de diversas disciplinas, entre ellos, biólogos, ambientalistas, botánicos, estructuristas y paisajistas.

Afirmó que con el proyecto se creará un pulmón verde que permitirá el saneamiento del terreno que antes fue un tiradero a cielo abierto, además de dotar de un espacio de calidad en el que se ofrezcan opciones de entretenimiento, deporte, cultura y educación para los habitantes del oriente de la capital.

Abundó que para ello se utilizará parte de la infraestructura existente para la creación de las diversas áreas a las que tendrá acceso la ciudadanía, por ejemplo, con un museo vivo de infraestructura hídrica en una planta de tratamiento mixta para aguas residuales y pluviales, una granja de 22 mil metros cuadrados y una zona de producción de alimentos vegetales, un lago y una zona de relajación.

Además, un skatepark (parque de patinaje) con características internacionales certificación olímpica, un área de 21 mil metros cuadrados para juegos infantiles, lagos con perchas para aves y escenarios al aire libre, así como playas artificiales y albercas.

El funcionario abundó que se forestarán 85 hectáreas, es decir, 65 por ciento del área total recuperada con 51 especies de árboles y arbustos que se han adaptado bien a las condiciones del altiplano.

Además, se construirá un foro al aire libre en siete hectáreas de terreno que será un espacio para realizar eventos masivos que tendrá una concha acústica.

Se rehabilitará el parque acuático que existe en la actualidad y se construirán playas artificiales en 10 mil metros cuadrados de terreno en el que se instalarán juegos acuáticos, así como una trotapista, ciclopista y senderos que tendrán materiales permeables.

La licitación se tiene prevista en las próximas dos semanas, para iniciar la construcción de la primera etapa en abril y la segunda en diciembre, a fin de tener el parque en los próximos dos años.

En conferencia de prensa, la alcaldesa en Iztapalapa, Clara Brugada Molina, afirmó que el parque es el espacio público más importante de la demarcación al que hace nueve años se le invirtieron 140 millones de pesos, sin embargo, durante seis años quedó en el abandono.

Añadió que la actual inversión es una lucha contra la desigualdad para lograr que cada vez haya más derechos plenos en Iztapalapa, lugar que, dijo, ha tenido una desigualdad económica y en servicios públicos.