El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que su administración revisa los contratos que tiene el gobierno federal para la compra de alimentos y medicamentos, a fin de lograr ahorros y evitar actos de corrupción, puesto que, precisó, en el primer caso se destina un billón de pesos anuales, y en el segundo se invierten 80 mil millones.

Afirmó que con el propósito de evitar anomalías, se revisan los contratos que tienen firmados con entre ocho y 10 empresas que acaparan 75 por ciento de las ventas de alimentos al gobierno federal, entre las que se incluyen las adquisiciones de comida para los reclusorios federales.

En su conferencia de prensa matutina, que por primera vez se realizó fuera de la Ciudad de México, en la Séptima Zona Militar en Monterrey, Nuevo León, López Obrador aclaró que se tiene la posibilidad de cancelar los contratos si se carece de las condiciones favorables para el gobierno y para el interés publico.

Precisó que el segundo rubro en materia de compras, que es muy importante para el gobierno federal, es en medicamentos y equipo médico, por un orden de 80 mil millones de pesos al año, área que también es auditada para combatir la corrupción.

Acompañado de su gabinete de seguridad y del gobernador Jaime Rodríguez Calderón, el Ejecutivo federal adelantó que mañana dará a conocer los nombres de las empresas y compañías que venden bienes y servicios al gobierno federal en las áreas de alimentos y medicinas, y aclaró que si no hay irregularidades, se lograrán los ahorros deseados.

También comentó que otro rubro importante en materia de compras para el gobierno de México es la adquisición de combustible, puesto que al año se invierten 500 mil millones de pesos.

Fuente: NTX