Del 19 al 22 de septiembre, se llevará a cabo en Mérida, Yucatán, la 17 Cumbre Mundial de los Premios Nobel de la Paz, que espera reunir a panelistas de alto nivel como Mijaíl Gorbachov, Lech Walesa, Jimmy Carter, Juan Manuel Santos, Rigoberta Menchú y el Dalai Lama.

 

El evento se fundó en 1990 a iniciativa del Premio Nobel de la Paz 1990, Mijaíl Gorbachov y hoy representa un encuentro relevante relacionado con los diálogos de paz en el mundo, que ha tenido como sede a importantes ciudades como Roma, París, Berlín, Hiroshima, Bogotá, Barcelona y Londres.

 

En rueda de prensa, Michelle Fridman Hirsch, secretaria de Fomento Turístico de Yucatán, estimó que la Cumbre 2019, además de dejar una derrama económica estimada en 85 millones de pesos y reunir a cerca de 35 mil personas, pondrá a  la entidad, “en los ojos y boca de muchos”.

 

Esto es, además de ser sede de importantes eventos turísticos, así como de muestras gastronómicas, artesanales, difundirá a todo el mundo un mensaje de paz, “de esa paz a la que todos estamos comprometidos a construir”.

 

Además, contribuirá a comprender la importancia y el valor de la diversidad en las relaciones humanas, no sólo en la sociedad mexicana, sino en todos los que estén dispuestos a entender que ello va más allá de un concepto.

 

“Como habitante de una de las ciudades más pacíficas del país, creo que hay muchos valores que se fomentan y se inculcan para lograr la paz, como los valores cívicos. (…) Y una de las razones por las que el turismo genera entornos (seguros) es porque genera identidad, pertenencia, bienestar y esparcimiento”, recalcó Fridman Hirsch.

 

El director general del Centro Internacional de Congresos de Yucatán, Federico Treviño Villarreal, destacó que el trabajo conjunto con la iniciativa privada y, sobre todo, el “ir de la mano” con la Secretaría de Fomento Turístico del estado, ha permito abrir nuevos caminos y oportunidades como ser sede de la Cumbre Mundial de los Premios Nobel de Paz.

 

“Cuando vimos la posibilidad de que México fuera sede de un evento de esta naturaleza, en donde se habla de la paz, se promueven la paz, además representantes de todo el mundo que han sido galardonados con un Premio Nobel, siempre es bastante emblemático”, acotó.

 

Treviño Villarreal recordó que Corea del Norte, Corea del Sur y Singapur, entre otras naciones, también alzaron la mano para ser sede de la cumbre, sin embargo luego de la inspección que realizaron los organizados de la cumbre, determinaron que México fuera sede de este importante evento.

 

“Creo que Mérida logró enamorarlos por toda la estructura con que cuenta, en cuanto a su gastronomía, sus espacios, el color, la artesanía, y sobretodo, el Centro Internacional de Convenciones que estamos promoviendo y los hoteles de gran categoría”, detalló.

 

A su vez, la representante de América Latina del Secretariado de los Premios Nobel de la Paz, Sandra García Giraldo, expuso que la cumbre cumple dos décadas de existencia y que se está en el proceso de extender todas las invitaciones a los ganadores para contar con su participación.

 

También se trabaja con las autoridades para definir cuál será el título y las temáticas del evento, porque “la paz construye desde distintas perspectivas” y es necesario llevar desde Mérida, un mensaje a todo el mundo en ese sentido.

 

Anunció que en el marco de la cumbre se llevará a cabo un programa de formación de jóvenes, titulado “Liderando con el ejemplo”, en el que “esperamos tener la participación de jóvenes mexicanos que pudieran contar con la experiencia de interactuar con nuestros (premios) nobeles de paz y con toda la comunidad internacional que nos visitará”.

 

El objetivo es promover la generación de proyectos que aborden las problemáticas que tiene el mundo y, buscar soluciones mediante el entendimiento y la paz.

 

Los organizadores informaron que se trata de un evento gratuito que esperar reunir a 35 mil personas durante los cuatro días de trabajo, al recordar que la última cumbre celebrada en Bogotá, Colombia, en febrero de 2017, reunió a 28 premios Nobel de La Paz y contó con la presencia de 18 mil 358 personas, en tanto que en más de 40 mil se conectaron a través del streaming.

Fuente: NTX