Con 396 votos a favor, 68 en contra y una abstención, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó en lo general la reforma educativa que el Senado le devolvió el 30 de abril pasado al no conseguir la mayoría calificada.

Para el debate en lo particular, hay 28 reservas y 25 oradores, para cuyo desahogo se calculan al menos dos horas y media, por lo que la sesión podría prolongarse más allá de medianoche.