Luis Serieys Zárate

16/05/2019

Ciudad de México

Con el propósito de fortalecer el marco jurídico y de evitar la comercialización de teléfonos móviles que pudieran ser de procedencia ilícita, el diputado Guillermo Lerdo de Tejada Servitje presentó este jueves una iniciativa para reformar la Ley de Establecimientos Mercantiles.

Las modificaciones propuestas por el legislador del PRI establecerían obligaciones para los comercios que se dediquen a la intermediación, compra-venta, comercialización o reparación de teléfonos celulares, así como de sus partes.

Los cambios específicos son: Establecer que independientemente de las sanciones administrativas a las que haya lugar, el Instituto de Verificación Administrativa local (Invea), dé vista a la Procuraduría General de Justicia  de la CDMX para efectos de sancionar la comisión de delitos. El mismo Instituto realizará verificaciones a los comercios, al menos de forma trimestral.

En su propuesta de reforma, el diputado incluye que el Invea, en un término de 90 días naturales a partir de la entrada en vigor del decreto, “deberá poner en funcionamiento el Sistema de Registro de Equipos Usados de Telefonía Móvil”.

En un término de 60 días naturales, la PGJ en coordinación con el Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública, Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México, deberá emitir las especificaciones técnicas y los requisitos que deberán tener los aparatos biométricos utilizados para este fin, así como los lineamientos y formatos que garanticen el cumplimiento de la legislación en materia de protección de datos personales respecto a la información biométrica generada.

En la exposición de su propuesta de reforma, el legislador Lerdo de Tejada destacó que el robo de celulares es un delito que no sólo afecta el patrimonio de las personas, también a su integridad y bienestar por el hecho de despojarlos de información y datos vinculados a su identidad, su privacidad y su vida personal.

En el contenido de la argumentación de la propuesta se indica que este delito ha aumentado en los últimos años en la Ciudad de México. De acuerdo con datos de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad, entre 2014 y 2017 el robo de celulares incrementó en 153 por ciento.

Durante el año 2018, el robo de celulares a transeúntes, con y sin violencia, incrementó 56.7 por ciento, en comparación con el año 2017, de acuerdo con datos de la Agencia Digital de Innovación Pública basados en la información de la Procuraduría. En total, se identifican 21 mil 950 registros de robos de este tipo, en los cuales en más de 60 por ciento hubo violencia.

serieys@hotmail.com