A 15 días de dejar la presidencia del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Claudia Ruiz Massieu, afirmó que como dirigente siempre se esforzó por la cohesión de este instituto político y por coadyuvar en su transformación.

En el marco de la ceremonia de graduación de la segunda generación de la Escuela Nacional de Mujeres Priistas “María de los Ángeles Moreno Uriegas”, aseguró que el ser la presidenta nacional del tricolor ha sido la responsabilidad más grande que un priista puede tener.

“Han sido meses muy duros, muy difíciles para todos; meses donde me esforcé gracias al ejemplo de mujeres y hombres grandes del PRI; de grandes líderes, pero, sobre todo, gracias a cada militante”, expuso.

Agregó que en su tiempo como dirigente se esforzó en lograr que, después de los difíciles resultados de las elecciones federales de julio de 2018, el partido tuviera un rumbo y que los militantes sintieran que valía la pena sacar adelante a este instituto político.

“Me esforcé porque mantuviéramos las ganas y la cohesión, porque sabemos que vale la pena seguir haciendo la diferencia para transformar a este gran partido del siglo XX, en el que tiene que ser en el siglo XXI”, puntualizó.

Asimismo, reconoció el trabajo y esfuerzo de las mujeres para el fortalecimiento del Revolucionario Institucional que refleja la historia, visión de derechos, empoderamiento e igualdad de sus militantes.

Señaló que las mujeres “siempre son las que sacamos la garra y hacemos la diferencia, lo que fue fundamental y a pesar de la precariedad financiera del partido se llevó a cabo la capacitación de estas mujeres priistas”.

A su vez, el director general de la Escuela Nacional de Mujeres Priistas, Martín Javier Vargas, exhortó a este sector del tricolor a dirigir sus habilidades y talentos para la búsqueda, competencia y ejercicio del poder político.

Dicho poder, dijo, debe ser para servir y construir prosperidad de mujeres y hombres en condiciones plenas de igualdad.

En tanto, la profesora Tella Galván Cuevas expuso que gracias a la capacitación de estas mujeres cuentan con las herramientas, elementos y capacidad en presentes y futuras oportunidades para ocupar espacios de toma de decisión.

Dijo a las graduadas que adquieren la responsabilidad de modificar la agenda pública en favor de los derechos de las mujeres y generar alianzas para luchar por el pleno ejercicio de los derechos políticos.

“Fortalezcamos entonces nuestros lazos. Sigamos unidas y trabajemos juntas por un mismo objetivo: construir acuerdos para potenciar la transformación social, a partir del autoconocimiento y del cambio personal”, exhortó.

Tella Galván aseguró que toca a las mujeres nivelar el terreno para que tengan igualdad de oportunidades para acceder al desarrollo y al poder.

Al respecto, aseguró que los derechos humanos nacieron “con la exclusión de las mujeres”.

Sin embargo, dijo que ello no es para siempre “porque no nos cansaremos de explicar y argumentar para alcanzar la igualdad de oportunidades para un cambio sustantivo, simbólico y político”.

Fuente: NTX