El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación le dio la razón a Ricardo Monreal, esto al revocar la resolución de la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena que anulaba la votación del 19 de agosto pasado, donde se eligió a Mónica Fernández como presidenta de la Mesa Directiva del Senado, esto porque la instancia partidista no tiene competencias en temas legislativos.

De manera unánime, los magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral aprobaron el proyecto que declara como fundado el argumento de Monreal Ávila, quien presentó una impugnación a la determinación de la Comisión, esto bajo el argumento de que no tiene competencias para interferir en temas del Poder Legislativo.

“Existe el dilema de si la designación viene a ocasionar un cambio en la situación jurídica, la decisión tomada no libera a quienes están en la situación jurídica”, dijo el magistrado presidente, Felipe Fuentes Barrera.

Otro punto importante de la sentencia es que pese a que ya se realizó la votación para elegir a la presidente de la Mesa Directiva del Senado, que ganó Mónica Fernández, es que el tema no podía sobreseerse ya que marca un precedente de cuál es el límite de los órganos partidistas en los temas de las bancadas legislativas.

Fuente: agencias