El consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello, sostuvo que el Padrón Electoral es factor de certeza en las elecciones y que la base de datos personales con que se cuenta es clave para identificar a personas desaparecidas y fallecidas.

Al suscribir un convenio con el gobierno de Guerrero para obtener información sobre las y los ciudadanos fallecidos, a fin de mantener actualizada la base de datos que administra el Registro Federal de Electores (RFE), expuso que la base de datos del Padrón Electoral suma más de 91 millones de registros, con una cobertura de 98.3 por ciento.

Precisó que gracias a la actualización y a la incorporación de innovaciones tecnológicas en el RFE se ha logrado que 75 millones de registros de dicha base de datos, es decir casi 83 por ciento, cuenten con información biométrica de las 10 huellas dactilares.

Esto es, la base de datos que resguarda el INE se acerca a los 900 millones de huellas dactilares, y a finales del próximo año la totalidad de los registros que están en dicha base tendrá el resguardo de 10 huellas dactilares por cada ciudadana y cada ciudadano, añadió Córdova Vianello.

La base de datos de multibiometría facial alcanza la totalidad de registros que resguarda el INE, por lo que la precisión y confiabilidad logrados explica que prácticamente todos los trámites oficiales ante instituciones públicas, financieras o privadas se realicen con apoyo de la credencial para votar.

“Por eso es importantísimo el convenio de colaboración que hoy suscribimos con el gobierno del estado de Guerrero”, destacó.

El titular del INE dijo que mediante el mismo se establecieron las bases para que el gobierno del estado, por conducto de la Coordinación Técnica del Sistema Estatal del Registro Civil, proporcione información sobre los ciudadanos de Guerrero que hayan fallecido y la copia certificada de las actas de defunción.

Explicó que uno de los usos más sensibles del Padrón Electoral tiene qué ver con la autenticación de datos de personas desaparecidas y fallecidas, la cual se lleva a cabo a través de convenios con las comisiones Nacional de Búsqueda, Nacional de Seguridad, fiscalías y procuradurías estatales, tribunales de justicia e institutos de servicios médicos forenses.

Aclaró que el INE no identifica a los ciudadanos, pero sí ayuda a las instituciones responsables de esa identificación, compulsando huellas digitales con la base de datos multibiométricos contenida en el Registro Federal de Electores.

El consejero presidente informó que la víspera acordó con el gobernador Héctor Astudillo elaborar el convenio entre el INE y el gobierno de Guerrero para prestar ese servicio a las autoridades de la entidad.

A la fecha se han recibido más de 50 mil solicitudes de verificación de datos de personas fallecidas y se ha ayudado a identificar 12 mil 731 cadáveres. En cuanto a personas desaparecidas, se han recibido más de 25 mil solicitudes y se ha encontrado coincidencia con los registros del RFE en casi 19 mil casos.

Lorenzo Córdova recordó que el uso político de los datos de los electores en la época del partido hegemónico generó la necesidad de que una institución autónoma e independiente fuera la responsable de integrar el Padrón Electoral.

“Eso debe seguir así, pero eso no significa que la riqueza que las y los ciudadanos han confiado al Instituto Nacional Electoral no se pueda utilizar con una finalidad social imperativa, indispensable, como la identificación de personas desaparecidas”, aseveró.

El consejero presidente del INE señaló que las puertas de la institución están abiertas para las instancias del Gobierno Federal, a fin de que se cumpla con una deuda del Estado mexicano, dotar a los menores de edad de un medio que les permita identificarse.

Fuente: NTX