El presidente Andrés Manuel López Obrador negó que haya hecho uso de programas sociales para la promoción personal; “vámonos respetando, no somos iguales, no me confundan porque eso sí calienta”.

Tras aclarar que no podrá comparecer ante el Instituto Nacional Electoral (INE), que lo citó, junto con la secretaria de Bienestar, María Luisa Albores, para aclarar este tema, el Ejecutivo federal dijo que debido a que sale de gira de trabajo, enviará un escrito al organismo para ejercer su derecho a la defensa.

En su conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional, reiteró su respeto al órgano electoral, pues “son autoridad, si ellos emiten una recomendación o (deciden) infraccionarnos, nosotros nos vamos a defender y a aclarar lo que la autoridad determine”.

Señaló que no se le debe confundir, pues su movimiento viene de “una lucha en donde padecimos de los fraudes de Estado, del uso de los presupuestos para favorecer a los partidos, a los candidatos”.

El mandatario recordó que anteriormente se usaron los programas sociales con propósitos electorales, tal fue el caso de: Solidaridad, Progresa, Oportunidades, Prospera; “puro programa clientelar con propósitos electorales, puro reparto de migajas, de despensas, frijol con gorgojo”.

En ese entonces, acusó, “con todo respeto, los consejeros del INE se hicieron de la vista gorda, sobre todo en el último tramo, con la aplicación del Prospera, y ahora se convierten en paladines de la democracia”. No obstante, reconoció su derecho porque son autoridad.

Fuente: NTX