El presidente Andrés Manuel López Obrador prefirió no opinar sobre el conflicto interno del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) para renovar su dirigencia nacional.

En Palacio Nacional, ante el cuestionamiento de la prensa, el mandatario federal se limitó a decir: “Estoy en huelga”, e indicó que en las conferencias matutinas no opinará sobre “politiquería”.

Ello luego de que ayer, Bertha Luján, aspirante a la dirigencia nacional de Morena, planteó darlo de baja como consejero nacional de este instituto político, a lo que el mandatario expresó: “Estoy en huelga. No puedo hablar de eso”.

Agregó que conforme se acerquen las elecciones se “calentarán” las cosas, pero “mientras menos nos metamos en la politiquería, mejor, si no actuamos con profesionalismo con objetividad, se desacredita este espacio”.

“Sin darnos cuenta nos quieran manipular y entonces nos lancemos contra alguien que en un futuro pueda ser rival o adversario en potencia. Claro somos libres, la prensa se regula con la prensa.

“De todas maneras en la medida que se vaya acercando las elecciones se van a ir calentando la cosas como es normal en todos los países”, indicó el jefe del Ejecutivo federal.

Fuente: NTX