A ninguna de las mujeres que decidan participar en el paro nacional convocado para el próximo 9 de marzo, se les descontará el día salarial, ni habrá represalias en su contra, indicó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El mandatario federal aseveró que apoya la movilización de las mujeres, pero pidió que no se olviden cómo los grupos conservadores en Chile y México han usado los movimientos sociales para cometer golpes de Estado.

En conferencia de prensa aseguró que no habrá ninguna represalia para quienes participen, “la que quiera ir que vaya a participar”, pero pidió: “no olviden lo que hicieron con las cacerolas antes del golpe de Estado a Salvador Allende en Chile”.

Fuente: NTX