La abogada Angélica Urbina, quien defendía a Gladys Giovana, presunta implicada en el asesinato de la niña Fátima, renunció a la defensa por presuntamente hacer recibido amenazas.

Urbina había declarado que existían todos los documentos para acreditar que Giovana sufría violencia de género y que se trataba de una víctima más, aunque no evadió su probable responsabilidad en los hechos.

Sin embargo, horas más tarde, la abogada renunció a la defensa puesto que declaró haber recibido amenazas de muerte por parte de ciudadanos molestos por este crimen, por lo que la presunta responsable podría tener un abogado de oficio.

Aseguró que no recibió ninguna intimidación de autoridades de la Fiscalía General de Justicia (FGJ) de la Ciudad de México, sino de personas que también han agredido a la mamá de Giovana fuera del penal femenil Santa Martha Acatitla.

La Subsecretaría de Sistema Penitenciario de la Ciudad de México informó que este viernes ingresaron a centros penitenciarios de la capital Gladys Giovana y Mario Alberto.

La mujer arribó al Centro Femenil de Reinserción de Santa Martha Acatitla a las 14:50 horas, en tanto que el hombre fue ingresado a las 15:00 horas al Reclusorio Preventivo Varonil Oriente.

Ambos fueron ubicados en zonas de acceso y tránsito restringido, con videovigilancia y monitoreo de custodia de vista, a cargo de un elemento de seguridad.

De esta manera, informó, se tomaron las medidas de seguridad correspondientes y se estableció una bitácora de registro para el control de visitantes, igual que en todos los casos.

Fuente: NTX