El Instituto Nacional de Migración (INM) cesará a dos servidores públicos responsables de un anexo migratorio, en atención a medidas cautelares solicitadas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

El organismo denunció las malas condiciones de higiene, salubridad, seguridad interna y alimentación en que se encuentran las instalaciones de refugio habilitadas en la Expo Guadalupe, en el municipio Guadalupe, Nuevo León, en prejuicio de 101 personas en contexto de migración.

El INM trasladó a personas migrantes, hombres, mujeres, niñas, niños, adolescentes y personas adultas mayores a instalaciones del instituto en Aguascalientes y San Luis Potosí, informó en un comunicado.

Además inhabilitó las instalaciones de la Expo Guadalupe como anexo migratorio, que sólo funcionó provisionalmente como extensión de la estación migratoria por la contingencia en el tema.

Indicó que concluirá la primera fase de habilitación de la nueva estación migratoria que entrará en funcionamiento y se ubicará en el municipio Guadalupe, en la calle Cuba 101, colonia Josefa Zozaya, en donde habrá condiciones dignas de alojamiento.

Asimismo estableció comunicación y coordinación con la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) “para que resuelva de manera diligente la situación de las personas que solicitaron asilo, mismas que permanecerán en Monterrey en instalaciones del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia municipal”.

La CNDH señaló que durante una visita de supervisión se observaron condiciones inapropiadas, ya que las colchonetas y cobijas se encontraban sucias, las personas comían en el suelo con presencia de fauna nociva como ratas y cucarachas, aunado a que los sanitarios se encontraban en condiciones inadecuadas y con falta de enseres básicos como papel higiénico y jabón.

Fuente: NTX