Ante las consecuencias inesperadas que ha traído consigo la pandemia del Coronavirus COVID-19, la senadora Patricia Mercado propuso un Punto de Acuerdo para dar seguimiento a la emergencia sanitaria y exhortar a las Secretarías de Trabajo y Previsión Social; de Economía y de Hacienda y Crédito Público, así como al Gobierno Federal y al Consejo de Salubridad General, para implementar medidas de protección en materia de conservación del empleo, pago puntual de salarios y servicios de asistencia.

El Punto de Acuerdo,  turnado al grupo de trabajo para dar seguimiento a la emergencia por el Covid-19 del Senado de la República, señala la necesidad de adoptar políticas integrales y articuladas, pues las medidas de distanciamiento social, aislamiento y limitación de la movilidad tienen severas implicaciones laborales. Asimismo, la incertidumbre sobre la gravedad y la duración de la contingencia pueden ocasionar pérdidas de inversiones e inestabilidad en el empleo.

La senadora ciudadana propone, fundamentalmente:

  • Que el Senado de la República exhorte a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, así como a sus equivalentes en las 32 entidades federativas, a salvaguardar derechos laborales de todas las personas trabajadoras, principalmente para mujeres que realizan labores de cuidado y domésticas, así como el no despido y el pago oportuno de salarios.
  • Que el Gobierno Federal y gobiernos estatales implementen políticas públicas con perspectiva de género que salvaguarden los derechos de niñas, niños, adolescentes y mujeres en situación de violencia, consistentes en el establecimiento de albergues y refugios dignos, así como garantizarles el acceso a servicios de salud, sin importar situación laboral, ni derechohabiencia.
  • Que se emita una Declaración de Contingencia (necesaria para aplicar la Ley Federal del Trabajo en casos de suspensión de actividades), de la misma forma conmina al sector privado a no hacer despidos masivos.
  • Que las Secretarías de Trabajo y Previsión Social, de Economía y de Hacienda y Crédito Público, diseñen e implementen un plan emergente que consista en el establecimiento de un fondo que garantice, cuando menos, el pago de un salario mínimo diario a aquellas personas que se encuentran bajo esquemas laborales precarios, tal es el caso de las personas trabajadoras del hogar y quienes están en la economía informal.