La Secretaría de Hacienda informó que los ingresos no petroleros del gobierno federal de enero a marzo de este año fueron mayores a los del primer trimestre del año previo en 17.7 por ciento real y superaron a lo previsto en el programa en 115 mil 483 millones de pesos.

Lo anterior es resultado de mayores ingresos tributarios en 48 mil 214 millones de pesos y no tributarios por 67 mil 269 millones de pesos.

En su conjunto, los ingresos presupuestarios del sector público se incrementaron 9.2 por ciento real respecto al mismo periodo de 2019 y fueron superiores al programa en 25 mil 344 millones de pesos, detalló la dependencia en el Informes sobre la Situación Económica, las Finanzas Públicas y la Deuda Pública al primer trimestre de 2020.

El gasto programable del gobierno federal sin considerar los entes autónomos fue mayor en 26 mil 530 millones de pesos respecto al programa y 15.2 por ciento real superior al del primer trimestre de 2019, derivado sobre todo de un aumento en las erogaciones en salud para atender la emergencia sanitaria, así como de las medidas implementadas para atender a la población en situación de vulnerabilidad.

Este mayor gasto fue más que compensado por un menor gasto programable de las empresas productivas del Estado (Pemex y CFE), los organismos bajo control presupuestario directo (IMSS e ISSSTE) y los entes autónomo en 50 mil 770 millones de pesos, resultando en un gasto programable total menor al programa en 21 mil 111 millones de pesos.

Por su parte, el gasto no programable fue inferior en nueve mil 18 millones de pesos respecto a lo calendarizado, explicado principalmente por el menor costo financiero, lo que significó un gasto neto pagado total inferior al programa en 30 mil 129 millones de pesos.

Los balances de finanzas públicas presentaron mejores resultados que los programados. El balance primario registró un superávit de 137 mil 713 millones de pesos, que se compara favorablemente con un superávit programado de 79 mil 585 millones de pesos.

Asimismo, el balance público registró un superávit de 26 mil 933 millones de pesos, el cual se compara de manera positiva con el déficit previsto en el programa de 73 mil 393 millones de pesos.

Lo anterior compensó los menores ingresos petroleros del sector público de 94 mil 821 millones de pesos, derivados principalmente de una menor plataforma de producción respecto a la estimada, a un menor volumen de ventas internas de Pemex y mayor compra de mercancía para reventa, respecto al programa.

La dependencia reportó además siete operaciones exitosas de financiamiento y manejo de pasivos tanto en el mercado interno como en el externo, con demandas por los instrumentos emitidos de hasta 6.4 veces y mínimos históricos obtenidos en las tasas cupón que pagan instrumentos emitidos en euros y en dólares, que reflejan la confianza de los inversionistas en el país.

De acuerdo con el reporte, la Secretaría de Hacienda se asegura del financiamiento y cumplimiento puntual de las acciones para proteger la salud y la economía de la población mexicana, y se mantiene atenta al desarrollo de los principales indicadores epidemiológicos, económicos y financieros, con el fin de dar respuesta oportuna a cualquier eventualidad.

Expuso que los principales resultados de las finanzas públicas en el primer trimestre son congruentes con la prudencia fiscal, con los esfuerzos por reducir la evasión de impuestos y el fraude fiscal y con la protección de la población más vulnerable.

Fuente: NTX