La bancada del PRI en la Cámara de Diputados exigió que la reactivación económica, luego del confinamiento por la pandemia de COVID-19 se haga con prudencia y responsabilidad, para evitar una afectación mayor en la salud de los mexicanos, con una nueva ola de contagios.

El Gobierno de la República debe ser responsable, claro y cuidadoso con la estrategia de reapertura de las actividades sociales, educativas y económicas, por el bien de las familias mexicanas y para evitar un rebrote de contagios masivos de Covid-19, así como un nuevo confinamiento en los hogares, tras el anuncio de “la nueva normalidad”, solicitó la bancada en un comunicado.

El tricolor aseguró que existen nueve riesgos en la estrategia presentada por la administración federal, por lo que presentó sus recomendaciones.

Pidió que se realicen el mayor número de pruebas posibles de detección de Covid-19 para contar un mejor diagnóstico que identifique fuentes de contagio y evitar falsas expectativas en los hogares, empresas e instituciones.

La estrategia “está muy lejos de ser un plan integral y detallado para el regreso de actividades de las instituciones, comercios y negocios locales en los municipios del país”. El PRI pide no generar en la gente la falsa expectativa de que ya se superó la crisis sanitaria.

A su vez, señalaron que es fundamental una efectiva coordinación entre el Gobierno Federal y los gobiernos estatales, “sin partidismo ni mezquindades”, para alcanzar una reactivación de las actividades económicas.

Además, la metodología para monitorear los casos de rebrotes deben ser claros, “si se regresará al método Centinela o qué otro método se utilizará y cómo se tomará la decisión de volver a cerrar instalaciones por una nueva ola de contagios de Covid-19”.

Urgió también en la necesidad de establecer protocolos y acciones de sanitización en las empresas y fábricas, así como las medidas de prevención que se implementarán en el transporte utilizado por los trabajadores; de igual forma en los restaurantes, parques, jardines y todos los espacios públicos o de concurrencia.

Destacaron su preocupación de que exista un desfase entre el inicio de las actividades laborales y las actividades escolares, “eso pone en riesgo la seguridad de nuestras niñas, niños y adolescentes. Es urgente una estrategia que permita a los padres y madres regresar a su trabajo sin que eso deje en el abandono a los menores”.

Asimismo, propusieron definir incentivos y facilidades que eviten la quiebra y ayuden a los micro emprendedores a enfrentar sus pasivos acumulados, ya que ningún programa social podrá atender a la gran cantidad de desempleados que se está generando.

Fuente: NTX